Decenas de prisioneros de guerra ucranianos mueren por un ataque con misiles

·3  min de lectura
Imagen de archivo de miembros de servicio de las tropas prorrusas en un vehículo de combate de infantería en la ciudad de Lisichansk

Por Max Hunder y Pavel Polityuk

ODESA/KIEV, 29 jul (Reuters) - Decenas de prisioneros de guerra ucranianos parecen haber muerto por un ataque con misiles el viernes, un hecho del que Moscú y Kiev se acusan mutuamente.

El incidente ensombreció los esfuerzos respaldados por la ONU para reanudar los envíos de grano desde Ucrania y aliviar la crisis mundial de alimentación que han causado los seis meses de conflicto.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que 40 prisioneros murieron y 75 resultaron heridos en el ataque a una prisión en la ciudad de Olenivka, en la línea del frente, parte de la provincia de Donetsk en manos de los separatistas.

Moscú acusó a Kiev de haberla atacado con cohetes HIMARS de fabricación estadounidense, informaron las agencias de noticias rusas.

Las fuerzas armadas ucranianas negaron haber llevado a cabo el ataque, y sostuvieron que la artillería rusa había apuntado a la prisión para ocultar el maltrato de los detenidos y culpar a Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo que Rusia había cometido un crimen de guerra y pidió la condena internacional del incidente.

Un video difundido por el corresponsal de guerra ruso Andrei Rudenko mostraba a militares apoyados por Rusia rebuscando entre los restos calcinados de lo que, según él, era la prisión.

El techo del edificio estaba destrozado y se podían ver los restos carbonizados de los cuerpos. Periodistas de Reuters que se encontraban en el lugar de los hechos confirmaron que la destrucción había sido generalizada.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que la prisión albergaba a prisioneros de guerra ucranianos y que ocho miembros del personal de la prisión también resultaron heridos.

GRANOS A LA ESPERA

La noticia del ataque con misiles se conoce cuando el ministro de Infraestructuras, Oleksandr Kubrakov, dijo que Ucrania estaba preparada para reanudar los envíos de grano desde sus puertos del sur.

Rusia y Ucrania acordaron la semana pasada desbloquear las exportaciones de grano desde los puertos del Mar Negro, amenazados por los ataques rusos desde que invadió Ucrania el 24 de febrero.

El acuerdo fue el primer avance diplomático del conflicto y los precios del trigo que se ofrecen en Asia bajaron esta semana por las expectativas de un mayor suministro, pero los feroces combates hacen que sea extremadamente arriesgado.

Kubrakov dijo a periodistas en el puerto meridional de Odesa que el país estaba listo para enviar el grano desde dos puertos en virtud del acuerdo mediado por la ONU, pero que no se había fijado una fecha para la salida del primer cargamento.

"En total, se cargaron 17 barcos antes de la guerra. Hoy hemos empezado a cargar otro barco en Chornomorsk. En principio, hemos resuelto casi todas las cuestiones técnicas", dijo.

ENFOQUE EN EL SUR

Una actualización de los servicios de inteligencia británicos indicó que Rusia ha ordenado a los mercenarios que mantengan secciones de la línea del frente en Ucrania, una señal de que se está quedando sin infantería de combate mientras Kiev intensifica su contraofensiva en el sur.

La mayor dependencia de los combatientes de la empresa militar privada rusa Wagner Group para tareas de primera línea en lugar de su trabajo habitual en operaciones especiales sería otra señal de que el Ejército ruso está bajo presión.

"Se trata de un cambio significativo respecto del empleo anterior del grupo desde 2015, cuando normalmente realizaba misiones distintas de la actividad militar regular abierta y a gran escala de Rusia", dijo el ministerio.

Wagner y el Kremlin no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

Funcionarios en Kiev dijeron el miércoles que habían observado un "redespliegue masivo" de las fuerzas rusas hacia el sur, donde los funcionarios de defensa británicos creen que el 49º Ejército de Rusia, estacionado en la orilla oeste del río Dniéper, es vulnerable.

Ucrania ha contratacado en el sur mientras Rusia lucha por el control de la totalidad de la región industrializada de Dombás, en el este.

(Reporte de las oficinas de Reuters; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.