Decenas de personas mueren en violencia de Sudán del Sur

·2  min de lectura

YUBA, Sudán del Sur (AP) — Decenas de personas han muerto recientemente en actos violentos que incluyen decapitaciones y ataques sexuales en el volátil país de Sudán del Sur, informó el lunes la misión de Naciones Unidas en el país.

La misión indicó que documentó la muerte de 72 civiles entre el 17 de febrero y el 7 de abril en el condado Leer del estado Unidad. Entre las víctimas está un empleado local del grupo humanitario Médicos sin Fronteras, agregó.

Sesenta y cuatro caso de violencia sexual, incluso violaciones en grupo, fueron registrados en Leer en el mismo periodo. Los ataques fueron perpetrados por “jóvenes armados” de Koch y Mayendit, los condados circundantes.

“Estoy enormemente impactado por los terribles ataques contra civiles en Leer”, dijo en un comunicado Nicholas Haysom, el representante especial del secretario general de la ONU en Sudán del Sur. “Debemos hacer todo lo posible para garantizar que las víctimas y sobrevivientes reciban la justicia que merecen, y reciban la atención y apoyo que necesitan”.

Mercados, hogares, instalaciones humanitarias y almacenes fueron saqueados e incendiados. Un aproximado de 40.000 personas han huido de la violencia en Leer, donde presuntamente miles de personas cruzan el río Nilo para refugiarse en otro estado, señala el comunicado.

La misión de la ONU dice que desplegó más pacificadores para realizar vigilancias regulares en el pueblo de Leer.

Sudán del Sur ha estado plagada de esporádicos actos violentos desde que se independizó de Sudán en 2011.

Aunque parte de la violencia es comunal, ya que grupos étnicos rivales toman represalias entre ellos en áreas remotas, las tensiones en Yuba, la capital, han aumentado recientemente después de que el vicepresidente acusara al presidente de infringir una tregua frágil.

Luego de años de lucha contra Sudán, Sudán del Sur ganó la independencia en 2011. Pero justo dos años después, el nuevo país cayó en una guerra civil en la que decenas de miles de personas murieron.

La guerra civil terminó en 2018 con un acuerdo de paz que unió al presidente Salva Kirr y al vicepresidente Riek Machar en un gobierno de unidad nacional, aunque las relaciones permanecen tensas entre ambos lados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.