Decenas de miles de refugiados rohinyás se manifiestan en Bangladés

·1  min de lectura

Decenas de miles de rohinyás, refugiados en Bangladés, se manifestaron el domingo para exigir que puedan regresar a Birmania, de donde huyeron de la represión del régimen militar.

"No queremos quedarnos en estos campos. Ser un refugiado es un infierno. Ya basta. Volvamos a casa", clamó uno de sus dirigentes, Sayed Ullah, en un discurso.

"Más de 10.000 rohinyás participaron en la concentración, en los campos de mi jurisdicción", dijo a AFP un responsable de la policía, Naimul Haque, en referencia al mayor campo de refugiados del mundo, Kutupalong.

Según la policía y los organizadores de las protestas, más de un millar de rohinyás se manifestaron en cada uno de los 29 campos insalubres donde se hacinan en barracas hechas de lona, chapa y bambú.

Unos 750.000 rohinyás, musulmanes, huyeron de los atropellos del ejército en Birmania, país de mayoría budista, y buscaron asilo en 2017 en el vecino Bangladés, donde ya había más de 100.000 refugiados, víctimas de anteriores abusos.

Los rohinyás exigen obtener derechos de ciudadanía antes de regresar a Birmania.

En marzo, Estados Unidos reconoció por primera vez que los rohinyás habían sido víctimas de un "genocidio" perpetrado por el ejército birmano.

En una de las manifestaciones, Mohammad Haris dijo este domingo no querer "morir siendo refugiado". "Quiero mis derechos. Quiero volver a mi casa, donde puedo estudiar y pensar en mi futuro".

La semana pasada, responsables de Bangladés y de Birmania mantuvieron un encuentro por videoconferencia, la primera vez en casi tres años, para abordar la cuestión del repatriamiento de los refugiados.

str-sam/sa/stu/aha/cls/lpt/es/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.