Decenas de miles de musulmanes protestan por los comentarios de Macron tras atentados en Francia

·5  min de lectura
Un cartel desfigurado del presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una protesta en Mumbai, India, el 30 de octubre de 2020

Decenas de miles de musulmanes protestan por los comentarios de Macron tras atentados en Francia

Un cartel desfigurado del presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una protesta en Mumbai, India, el 30 de octubre de 2020

DACA/ISLAMABAD, 30 oct (Reuters) - Decenas de miles de musulmanes protestaron en Pakistán, Bangladés y territorios palestinos el viernes después de que los asesinatos en una iglesia francesa impulsaran el compromiso del presidente Emmanuel Macron a mantenerse firme contra los ataques a los valores franceses y a la libertad de credo.

El ministro del Interior francés, Gerald Damarnin, dijo que Francia, que alberga la mayor comunidad musulmana de Europa y ha sido golpeada por una serie de ataques extremistas en los últimos años, está implicada en una guerra contra la ideología islamista y es probable que se produzcan más ataques.

En Pakistán, la policía disparó gases lacrimógenos contra miles de manifestantes que marchaban hacia la Embajada de Francia en Islamabad, y algunos de ellos trataron de traspasar las barricadas de la policía, según testigos.

En Bangladés, de mayoría musulmana, decenas de miles de personas se manifestaron en la capital Daca, coreando "Boicot a los productos franceses" y portando pancartas que llamaban a Macron "el mayor terrorista del mundo".

"Macron está liderando la islamofobia", dijo Akramul Haq, un manifestante en Daca. "No conoce el poder del Islam. El mundo musulmán no dejará que esto sea en vano. Nos levantaremos y nos solidarizaremos contra él".

Algunos manifestantes de Bangladés también quemaron efigies de Macron y llevaron recortes del presidente con una guirnalda de zapatos alrededor de su cuello, un grave insulto según el Islam.

En un distrito de mayoría musulmana del centro financiero de la India, Mumbai, se pegaron en las aceras y las carreteras unos 100 carteles que mostraban a Macron con una bota en la cara y lo llamaban "demonio".

En el Líbano, las fuerzas de seguridad dispararon gas lacrimógeno para hacer retroceder a unos 300 manifestantes, entre ellos partidarios de un partido islamista suní local que marcharon desde una mezquita de la capital Beirut hasta la residencia oficial del embajador de Francia.

Miles de fieles palestinos se reunieron después de las oraciones del viernes en la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, en la Ciudad Vieja amurallada de Jerusalén para condenar la reedición de las caricaturas de Mahoma en Francia. "Una nación cuyo líder es Mahoma no será derrotada", coreaban los manifestantes.

"Responsabilizamos al presidente francés de los actos de caos y violencia que tienen lugar en Francia por sus comentarios contra el Islam y contra los musulmanes", dijo Ikrima Sabri, el predicador que pronunció el sermón en al Aqsa.

En Ramala, en la Cisjordania ocupada por Israel, los palestinos pisotearon una gran bandera francesa y quemaron otras banderas francesas.

En Gaza, gobernada por el movimiento islamista palestino Hamas, cientos de palestinos participaron en mítines antifranceses, cantando: "Con nuestras almas y sangre redimiremos al Profeta".

En Somalia, miles de personas acudieron a las oraciones del viernes en mezquitas donde los sermones estaban dominados por maldiciones y condenas a Macron y su gobierno.

Un comerciante de Mogadiscio, Abdirahman Hussein Mohamed, apartó todos los productos franceses, incluyendo jabones faciales, cremas, perfumes y otros cosméticos, tras un gran cartel que ponía "NO SE VENDE".

"Nunca venderé esos productos... mientras Francia no se disculpe. Francia insultó a nuestro Profeta", dijo Mohamed a Reuters. Algunas clientas estuvieron de acuerdo.

"Yo solía ser una de consumidora de cosméticos franceses. Ahora ya no compraré", dijo Anisa Ahmed, de 22 años. "Buscaré productos de otros países".

FRANCIA ELEVA LA ALERTA DE SEGURIDAD

Francia elevó su alerta de seguridad al más alto nivel el jueves después de que un hombre con un cuchillo decapitara al grito de "Allahu Akbar" (Dios es el más grande) a una anciana en una iglesia y matara a dos personas más antes de que la policía lo disparara y detuviese.

"No cederemos terreno", dijo Macron a la salida de la iglesia en la ciudad de Niza, en la Riviera Francesa, prometiendo desplegar miles de soldados más para vigilar lugares de culto y escuelas.

Francia había sido atacada "por nuestros valores, por nuestro gusto por la libertad, por la capacidad en nuestro suelo de tener libertad de credo", añadió.

La violencia se ha producido en un momento de creciente ira musulmana por la defensa que hace Francia del derecho a publicar caricaturas del profeta Mahoma, y los manifestantes han denunciado a Francia en mítines callejeros en varios países de mayoría musulmana.

Los investigadores franceses dijeron que el hombre sospechoso de llevar a cabo el ataque de Niza era un tunecino nacido en 1999 que había llegado a Europa el 20 de septiembre a Lampedusa, una isla italiana situada frente a Túnez que es el principal punto de desembarco de los migrantes de África.

LÍDERES de AUSTRALIA E INDIA APOYAN A FRANCIA

Varios líderes de Asia expresaron su apoyo a Francia después de los ataques del jueves, día del nacimiento del profeta.

"Se trata simplemente del acto de barbarie más cruel y cobarde perpetrado por terroristas y debe ser condenado de la manera más enérgica posible", dijo el primer ministro australiano Scott Morrison.

Morrison dijo a los medios el viernes que había expresado su apoyo a Macron. "Compartimos valores. Defendemos las mismas cosas".

También calificó de absurdos los comentarios del exprimer ministro malayo Mahathir Mohamad de que los musulmanes tenían derecho a estar enfadados y a matar "millones de franceses por las masacres del pasado".

El primer ministro indio Narendra Modi también expresó su apoyo a la posición de Macron y condenó la violencia.

"Condeno enérgicamente los recientes ataques terroristas en Francia", tuiteó Modi el jueves. "La India está junto a Francia en la lucha contra el terrorismo".

(Información de Ruma Paul en Daca, Sanjeev Miglani en Nueva Delhi, Gibran Peshimam en Islamabad, Rozanna Latiff en Kuala Lumpur, Nidal al-Mughrabi en Gaza, John Mair en Sídney and Elias Biryabarema en Nairobi; escrito por Clarence Fernandez; traducido por Jose Elías Rodríguez)