Decenas de miembros de la oposición condenados a penas de cárcel en Camboya

·1  min de lectura

Un tribunal de Camboya condenó el martes a decenas de opositores a penas de entre cinco a ocho años de cárcel en un juicio colectivo celebrado en un contexto de represión contra la disidencia.

El histórico opositor Sam Rainsy, exiliado en Francia, fue condenado a ocho años de cárcel en ausencia. Esta pena se añade a una de 25 años y otra de 10 por supuestamente haber intentado derrocar al primer ministro Hun Sen.

Frente al tribunal de Phnom Penh, la abogada y activista estadounidense-camboyana Theary Seng fue llevada hasta un auto por la policía tras haber sido condenada a seis años de cárcel por traición.

El embajador de Estados Unidos en Camboya, Patrick Murphy, pidió la liberación de Seng en un mensaje publicado en Twitter.

Seng figura entre las personas en la mira de las autoridades por pertenecer al Partido de Rescate Nacional de Camboya, actualmente disuelto, o por su activismo a favor de los derechos humanos.

Muchos de los demás condenados ya se encuentran detrás de las rejas, otros están aún libres o huidos de Camboya.

"Los juicios de masa contra opositores políticos buscan en realidad impedir cualquier contestación electoral del poder del primer ministro, pero simbolizan también la muerte de la democracia camboyana", dijo Phil Robertson, portavoz de Human Rights Watch.

El primer ministro Hun Sen, quien dirige Camboya con mano de hierro desde hace más de tres décadas, estaría preparando a su hijo mayor para que lo suceda.

ss-rbu/pdw/jta/juf/at/meb/eg

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.