Decenas de detenidos en Moscú y San Petersburgo tras condena a Navalni

Moscú, 2 feb (EFE).- Decenas de personas fueron hoy detenidas en las principales ciudades rusas, Moscú y San Petersburgo, tras la condena de cárcel impuesta al líder opositor, Alexéi Navalni.

"¡Libertad para Navalni! ¡Rusia sin Putin!", gritaban los manifestantes.

Según informa la prensa local, varios cientos de personas salieron a la calle en la capital pese al gran dispositivo policial desplegado por la policía moscovita en previsión de protestas antigubernamentales.

Decenas fueron detenidos en las inmediaciones del Kremlin, donde habían sido movilizados varios cientos de efectivos de la Guardia Nacional.

La policía también procedió a apresar manifestantes cerca del Teatro Bolshói y la Plaza Pushkin, incluido a aquellos que decidieron marchar por la calzada en la céntrica calle Tverskaya.

Nada más ser condenado, Navalni, que acusa al presidente, Vladímir Putin, de ordenar su asesinato, llamó a sus partidarios a protestar cerca del Kremlin

"Nos vamos a concentrar ahora en el centro de Moscú. Os esperamos en la plaza del Manezh. ¡Venid!", informó el equipo de Navalni en su canal de Telegram.

Además, al igual que ocurriera en las últimas dos jornadas de protestas, las autoridades moscovitas decidieron cerrar varias estaciones de metro.

En San Petersburgo también se informó de la detención de numerosas personas descontentas con la condena de 3 años y medio de cárcel que recibió hoy Navalni por un antiguo caso penal.

Según la organización independiente OVD-Info, unas 430 personas fueron detenidas hoy, en su mayoría en las inmediaciones del Tribunal Urbano de Moscú, que sentenció a Navalni.

El Kremlin ha rechazado todas las críticas occidentales a la detención de Navalni y al desproporcionado uso de la fuerza por parte de la policía contra los manifestantes en las multitudinarias protestas del 23 y 31 de enero en apoyo del opositor, en las que fueron detenidas casi 10.000 personas.

Nada más conocerse el fallo, Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido, alguno de cuyos diplomáticos asistieron hoy a la vista judicial en Moscú, condenaron el fallo y exigieron la inmediata liberación del opositor, que regresó a mediados de enero de Alemania, donde se recuperó del envenenamiento con el agente químico Novichok.

(c) Agencia EFE