Decenas de católicos nigerianos asesinados por hombres armados

·1  min de lectura

La masacre tuvo lugar a la salida de una misa de Pentecostés este domingo 5 de junio, en una pequeña localidad del estado de Ondo, en el sureste del país. Hasta ahora la región no había sido impactada por la violencia que azota el país. El balance oficial es de al menos 21 muertos.

Los primeros disparos sonaron al mediodía, cuando los fieles empezaron a salir de la iglesia de San Francisco en Owo, una pequeña ciudad a más de 300 km al este de Lagos. Según cuentan testigos, fueron ráfagas de disparos con armas automáticas y explosiones.

Los sobrevivientes cuentan haber esperado unos 20 minutos antes de salir de sus escondites para intentar evacuar a los heridos. Un médico citado por la agencia Reuters el domingo estimó que "al menos 50 cuerpos" habían sido llevados a los hospitales de la ciudad. El saldo oficial es de al menos 21 fallecidos.

El obispo y el gobernador del estado de Ondo acudieron inmediatamente al lugar de los hechos. El gobernador habló de un "domingo negro" y de un ataque "vil y satánico". El propio Papa Francisco dijo desde el Vaticano que "rezaba por las víctimas y por el país".

El presidente nigeriano Muhammadu Buhari dijo que "sólo los demonios" pudieron haber "concebido y cometido un acto tan despreciable".

Por el momento se desconoce la identidad de los atacantes. La región ha estado relativamente libre de violencia en los últimos años, aunque se ha visto afectada por el aumento de agresiones entre agricultores y pastores.


Leer más

Leer tambien:
Nigeria pide a medios de comunicación que borren sus cuentas de Twitter
Aumenta la cifra de muertos tras la explosión de una refinería clandestina en Nigeria
Grupo yihadista rival confirma la muerte del líder de Boko Haram

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.