El debut de Karina Mazzocco: la confesión de Cibrián, que dejó a su marido por sus perros; a los celos de las panelistas

·4  min de lectura
La conductora
Instagram

En el debut de A la tarde, con la conducción de Karina Mazzocco y por América, pusieron toda la carne al asador. Mazzoco presentó a los panelistas con un guiño, el sexo: de noche, de día, mucho, poco. Flor de la V, Sabrina Rojas, Cecilia “Caramelito” Carrizo, Debora D’Amato, Diana Delaguy y Campa se prendieron, pícaros, a la propuesta de la conductora del flamante ciclo. En el arranque mostraron que tienen ganas de que el programa sea picante, atrevido, divertido e ingenioso. Y la cuota de humor la pone, especialmente, el único varón.

A la tarde comenzó con diez noticias que hicieron mucho ruido en los últimos días, desde las ganas de Marley de agrandar la familia hasta el cruce de Dalma Maradona a quienes la acusaron a ella y a su hermana de no ocuparse de su papá; o el audio de Horacio Cabak que se filtró burlándose de su separación. Conmovida, Mazzocco aseguró: “Soñé con estar acá, día, hora, todo. Es más, pensé que Fantino iba a creer que le deseaba el mal y rezaba para que no le pasara nada pero que le saliera el contrato que siempre soñó”.

Dalma Maradona confiesa detalles de la inhibición de la Justicia a Matías Morla y de la subasta de la casa de sus abuelos

Cibrián, el primer invitado

Pepe Cibrián disfrutó del “Verdadero o falso”, juego con el que se dispuso a repasar su vida. “Estoy enamorado desde hace dos meses gracias al Tinder. No estamos viviendo juntos todavía pero se queda en casa de miércoles a domingos y lunes y martes tengo libre”, contó Cibrián. Luego reveló que tiene dudas sobre la posible venta de su casa, en Pilar: “Vendí 120 anillos para solventar mi casa. Y ahora queremos disfrutarla con mi pareja, que me ayuda a solventarla”.

Con respecto a su abrupta salida de Cantando 2020, donde fue jurado durante un par de semanas, aseguró: “Esperaban de mi algo que no sé hacer, ser más agresivo, meterme más con la gente. Y hace 40 años que tomo pruebas y jamás le dije a alguien que no servía. Querían sangre, seguramente, pero no hubo tiempo, me fui antes. Pero conmigo se portaron bien, siempre fueron muy cordiales”.

El autor y director teatral recordó el día en que le habló a su papá de su sexualidad. “Me dijo una frase que me marcó para siempre: ‘se es hombre en la vida y no en la cama’. No esperaba esa respuesta, sino una reacción más dura. Y me abrió a la libertad. Después nunca hablamos más del tema. En cambio a mamá le jodía un poco, porque quería tener nietos y por suerte se los dio mi hermano y la cosa quedó pareja. Durante 15 años intenté adoptar pero no pude. Sin embargo, hace tres años, la vida me regaló un hijo, Luis, que es el coprotagonista del musical que estrenamos el fin de semana en El Cubo: El señor de los anillos. Le digo hijo y él me dice Pepe, como el padre de Jesús, el carpintero, que se llamaba José”.

Cibrián contó también que se separó de su exmarido, Santiago, porque eligió a sus perros. “Yo duermo con mis cuatro perros, todos ovejeros alemanes, y después de 15 años me dijo que no podía dormir más con ellos y me dio a elegir: elegí a los perros”.

Con ganas de hablar sobre su vida privada, dijo que el sexo a los 70 “es más ternura y mimos que pasión, y nos funciona”; que hace 800 abdominales por día y que de chico quería ser Papa. “Cuando me dijeron que primero tenía que ser cura, ahí me aburrí, porque yo soy primer actor o nada”, dijo entre risas y terminó pidiéndole a Caramelito que cantara una canción. Ella eligió una de Los Abuelos de la Nada.

Para el final del primer programa hablaron sobre infidelidad y celos. Una notera salió a la calle a preguntar si aceptarían darle el celular a su pareja. Luego del aporte del psicólogo Hernán Lanosa, la actriz Andrea Estévez contó su experiencia sobre la infidelidad que la llevó a separarse del padre de su hija. “No volvería a revisar el celular de mi pareja”, acotó. Luego, las panelistas contaron qué tan celosas son. Flor de la V confesó que ella es “nivel mil”, en cambio Sabrina Rojas aseguró que es “nada celosa. Porque si no no podría haber estado con Luciano (Castro)”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.