En su debut internacional, Biden relanzó la alianza de EE.UU. con Europa

·4  min de lectura
El presidente de EE. UU. Joe Biden, en Maryland
Mandel Ngan

PARÍS.- Adiós a la “America First” de Donald Trump, bienvenida la “America is back” de Joe Biden. En su primera aparición en la escena internacional como presidente de Estados Unidos, el flamante jefe de la Casa Blanca apeló hoy a los líderes más poderosos del mundo a demostrar, juntos, que las “democracias siguen siendo útiles”.

La respuesta fue unánime: tras su primer encuentro virtual con el mandatario norteamericano los otros seis líderes del G7 se comprometieron a regresar al multilateralismo, comenzando por compartir las vacunas con los países pobres.

Venezuela: Maduro se abre a inversiones petroleras de EE.UU.

“Estamos en pleno debate fundamental sobre la trayectoria futura de nuestro mundo. Entre aquellos que afirman que, teniendo en cuenta los desafíos que enfrentamos, el autoritarismo es la mejor forma de avanzar, y los que comprenden que la democracia es esencial para darles una respuesta correcta”, dijo Biden ante la Conferencia sobre Seguridad de Munich, después de haber participado por primera vez en una reunión del G7 en calidad de presidente. “Yo estoy íntimamente convencido de que la democracia debe ganar”, dijo.

En su discurso, para que no queden dudas sobre su determinación de dejar atrás los cuatro años de política aislacionista practicada por su antecesor, Biden insistió en el “retorno” de la Alianza Atlántica, declarándose “determinado a recuperar” la confianza de Europa.

Biden cuestionó al presidente ruso, Vladimir Putin
Biden cuestionó al presidente ruso, Vladimir Putin


Biden cuestionó al presidente ruso, Vladimir Putin

En las antípodas de la política de la administración anterior, Biden lanzó una dura embestida contra Rusia, acusando al presidente Vladimir Putin de “atacar a las democracias” occidentales.

“Putin trata de debilitar el proyecto europeo y nuestra alianza de la OTAN. Quiere sabotear la unidad transatlántica y nuestra determinación. Porque es mucho más fácil para el Kremlin intimidar y amenazar a Estados solos, que negociar con una comunidad transatlántica fuerte y unida”, dijo. Precisó, sin embargo, que esto no significa tratar de enfrentar al Este con el Oeste.

“No debemos regresar a los bloques paralizados por la Guerra Fría”, advirtió.

También se declaró dispuesto a reiniciar negociaciones con Teherán, para que Estados Unidos regrese al acuerdo multilateral sobre la actividad nuclear iraní firmado en 2015 y abandonado por Trump en 2018.

EE.UU: dos jóvenes mujeres se disfrazaron de abuelitas para darse la vacuna

En su intervención, Biden volvió varias veces sobre los daños provocados por la presidencia de Trump a las relaciones entre Estados Unidos y Europa.

“Soy consciente de que los últimos años pusieron a dura prueba las relaciones transatlánticas. Pero Estados Unidos está determinado a restablecer esos lazos, a consultar a nuestros aliados como antes y a recuperar nuestra posición de confianza y de liderazgo”, insistió.

Biden, cuya primera decisión de gobierno fue el retorno de su país a los Acuerdos de París, también subrayó la importancia de la lucha contra el cambio climático. “Es necesario dar ya mismo una respuesta al cambio climático. Se trata de una crisis existencial mundial. Todos sufriremos las consecuencias”, aseguró.

Por el contrario, el presidente se inscribió en la política aplicada por Trump y por sus predecesores denunciando “los abusos económicos de China”. “Todo el mundo debe jugar con las mismas reglas”, advirtió, acusando a Pekín de “sabotear los fundamentos del sistema económico internacional”.

Poco antes, los otros dirigentes del G7 se habían congratulado con la perspectiva de dejar atrás los cuatro años de administración Trump.

“Trabajaremos juntos para que 2021 marque el regreso al multilateralismo y lograr una reactivación que promueva la salud y la prosperidad de nuestros pueblos y nuestro planeta”, declararon los líderes de Estados Unidos, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Canadá y Japón en un comunicado posterior a la reunión, a la cual también participaron los representantes de la Unión Europea (UE).

Boris Johnson abogó por fortalecer la distribución mundial de vacunas
GEOFF PUGH


Boris Johnson abogó por fortalecer la distribución mundial de vacunas (GEOFF PUGH/)

La conferencia del G7, presidida por el primer ministro británico, Boris Johnson, anunció su decisión de duplicar el apoyo colectivo a la vacunación anti-Covid, llevándolo a 7500 millones de dólares, sobre todo a través del programa Covax de la ONU, piloteado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que Washington acaba de regresar, tras la salida intempestiva decidida por Donald Trump.

Además de Estados Unidos, que prometió 4000 millones de dólares de contribución en dos años, la UE duplicó su aporte a 1000 millones de euros, Alemania desbloqueó nuevos fondos y el Reino Unido prometió donar todo su excedente de vacunas.

EE.UU.: los científicos buscan predecir pandemias como se hace con los tornados

Al comienzo de la pandemia, los países ricos compraron enormes cantidades de vacunas sin saber si serían eficaces. Ahora, teniendo en cuenta el número de vacunas exitosas, seguramente se encontrarán con millones de dosis excedentarias.

“Se trata de una pandemia mundial y no sirve de nada que un país esté más avanzado que los demás. Tenemos que progresar juntos”, declaró Johnson, cuyo país ejerce la presidencia rotativa del G7.

“Queremos asegurarnos de que distribuiremos nuestras vacunas a precio de costo a través del planeta y que todo el mundo sea vacunado”, agregó.

El programa Covax intenta proveer este año vacunas anti-Covid a 20% de la población de unos 200 países y territorios, pero incluye sobre todo un mecanismo de financiación que permite a 92 economías de escasos recursos comprar las dosis necesarias.

En lo que debería ser la primera reunión personal en dos años, Boris Johnson debería recibir la cumbre del G7 en junio en la región marítima de Cornaulles, en el sudeste de Inglaterra. La cumbre anterior, presidida por Estados Unidos, debió ser cancelada por la pandemia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.