El segundo debate presidencial no sirvió mucho para cambiar la intención de voto

Ana Grimaldo

La noche del pasado 20 de mayo los mexicanos pudimos ver el segundo debate presidencial organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE). Dicho evento se realizó en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC)-

Tras el evento, la casa encuestadora De las Heras Demotecnia midió la reacción de los mexicanos frente a este encuentro. 86% de los participantes aseguró estar enterado del debate y 55% de la población aceptó interés en las próxima elecciones.

Después de 160 minutos de embestidas, insultos y pocas propuestas, 27% de los mexicanos aseguraron que Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos haremos historia, tuvo el mejor desempeño. Le siguió Ricardo Anaya, abanderado de la alianza Por México al frente, con 21%. José Antonio Meade, el candidato ciudadano y arropado por la coalición Todos por México, solo alcanzó el 13%. Por último, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León con licencia y candidato independiente, obtuvo 7%.


Decisiones divididas

En contraste, cuando se le preguntó a los participantes en dicho estudio demoscópico sobre quién fue el peor durante el debate, los mexicanos aseguraron que fue Andrés Manuel López Obrador con un 26%, seguido de El Bronco con un 25%.

Cuando se le preguntó a los mexicanos sobre "quién creen que sería el mejor presidente de México", el 35% mencionó al exjefe de gobierno de Ciudad de México, quien subió un punto después del primer debate. Quien perdió un punto fue el candidato de la coalición Por México al Frente, ya que a un mes del primer debate, el candidato Anaya se colocó frente a esta pregunta con un 19%.

No obstante, al cambiar el planteamiento de esta pregunta, el 32% opina que el candidato de Morena sería el peor presidente de México, seguido por el exsecretario de Hacienda y Crédito Público con un 18%.


¿Quién fue el más beneficiado?

El candidato a la coalición Juntos Haremos Historia resultó avante...

Sigue leyendo en HuffPost