Debanhi Escobar: autoridades reclasifican el caso, pasa de desaparición a feminicidio

·4  min de lectura

El subsecretario de Seguridad Pública de la SSCP (Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana), Ricardo Mejía Berdeja, anunció que para dar mayor certeza a la investigación sobre la muerte de Debanhi Escobar, cuyo cuerpo apareció en la cisterna de un motel en Nuevo León, se tomó la decisión de reclasificar el caso, al pasarlo de desaparición a feminicidio.

Mejía Berdeja hizo el anuncio durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador y agregó que para investigar este caso, que ha cobrado notoriedad a nivel internacional, se ha conformado un grupo de trabajo entre el gobierno federal y el gobierno estatal de Nuevo León.

Durante su presentación, Mejía Berdeja informó que el gobierno federal también mantiene comunicación permanente con los padres de la víctima, el profesor Mario Escobar y la señora Dolores Azaldúa.

De manera paralela, el fiscal general de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, anunció en una conferencia de prensa que, debido a que la investigación sobre Debanhi Escobar ha estado plagada de deficiencias, se tomó la decisión de remover de su cargo a dos titulares de fiscalías especializadas, el de Personas Desaparecidas y el de Antisecuestros.

Guerrero agregó que nombró como nueva vocera del caso a la fiscal especializada en feminicidios, Griselda Núñez.

Dan a conocer dos vídeos

En esa conferencia también se presentaron dos vídeos en los que se puede ver a Debanhi. En uno se observa que camina sobre la carretera donde fue abandonada con dirección hacia la empresa Alcosa y, en el otro, entra corriendo al motel Nueva Castilla, lugar donde se localizó su cuerpo.

Como se ha difundido ampliamente, Debanhi Escobar, de 18 años y estudiante de Derecho, fue reportada como desaparecida la madrugada del 9 de abril, después de haber sido vista por última vez en una foto donde se le aprecia sola a la orilla de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo.

La joven había acudido a una fiesta con unas amigas que la dejaron sola y llamaron a un conductor de confianza para que la trasladara a su hogar. Sin embargo, el chofer, identificado como Juan David Cuéllar, la bajó cinco minutos después de haberla recogido porque supuestamente tuvo un altercado con ella.

Después de una intensa búsqueda que duró 13 días, el cuerpo de Debanhi se encontró en la cisterna del motel Nueva Castilla, muy cerca del lugar donde se le tomó la foto que se hizo viral durante los 13 días que duró su búsqueda.

Versión oficial en entredicho

En un principio, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León determinó que la causa de muerte de la joven fue contusión profunda de cráneo y la atribuyó a que cayó de manera accidental dentro de la cisterna.

Pero la familia de Debanhi ha rechazado categóricamente esa versión y ha pedido que continúe la investigación. El padre de la joven cree que el cuerpo de su hija fue sembrado en el lugar donde lo encontraron porque ya habían hecho cuatro inspecciones en esa zona sin resultados.

También cree que Juan David Cuéllar, el conductor que recogió a Debanhi, tiene responsabilidad en el caso y que debería ser interrogado por la Fiscalía otra vez. El padre de la joven asegura que hay vídeos que muestran que él trató de tocarla inapropiadamente y que, tal vez por eso, ella se bajó del vehículo.

Cuéllar niega haber actuado de manera inapropiada con la joven. En entrevistas que ha concedido a varios medios de comunicación, entre ellos el noticiero INFO7, el hombre relata que, cuando se subió al auto, Debanhi le comentó que sus amigas eran muy malas porque la habían dejado sola.

También dijo que la joven se encontraba muy alterada, se negó a darle la dirección de su casa y le pidió que la llevara a otra fiesta. Después, según Cuéllar, Debanhi insistió en bajarse del auto. Y fue entonces cuando él decidió tomarle la foto a la joven, junto a la carretera, para darle aviso a sus amigas de que ella no había querido que la llevara a su casa.

Hasta ahora, después de haber sido interrogado en torno al caso, Cuéllar no está considerado como sospechoso en la muerte de Debanhi.

Por su parte, Sarahí e Ivonne, las amigas que acudieron a la fiesta con Debanhi, han declarado que la joven bebió mucho y se puso muy agresiva durante la reunión. Pidió que la dejaran sola y fue por eso que decidieron solicitar la ayuda de Cuéllar.

En una entrevista con Televisa Monterrey, Sarahí precisó que Debanhi estaba totalmente descontrolada, les manoteaba, corría sin sentido alrededor del lugar donde se llevó a cabo la fiesta e incluso mordió a un joven que quiso calmarla. “Ella estaba muy mal, ya no sabíamos qué hacer, estábamos desesperadas porque nunca se había puesto así”, dijo Sarahí.

Las amigas de Debanhi aseguran que trataron de comunicarse varias veces con el papá de Debanhi, pero él les llamó hasta las 8 de la mañana del 9 de abril.

El caso ha despertado numerosas protestas en diversos puntos del país debido al alto número de feminicidios que hay en el país y a la apatía de las autoridades para castigar estos delitos. Tan solo en 2021, el país registro 1.004 feminicidios.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.