DC paga $1.6 millones por arrestos masivos en toma presidencial de Trump

Gino Spocchia
·2  min de lectura
 (AFP/Getty Images)
(AFP/Getty Images)

El gobierno de Washington DC está pagando $1.6 millones (£1.1 millones) a manifestantes que fueron arrestados injustamente en la inauguración de Donald Trump en 2017.

La ciudad acordó resolver dos demandas el lunes, presentadas por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) y el abogado Jeffrey Light, más de cuatro años después de los arrestos y la toma de posesión del expresidente.

Se alegó que la ciudad de DC y el Departamento de Policía Metropolitana del Distrito de Columbia (MPD) arrestaron falsamente a más de 200 personas el día de la toma de posesión de Trump en un operativo masivo y con fuerza.

El departamento fue acusado de violar los derechos constitucionales de periodistas, observadores legales y manifestantes, y de violar la Primera, Cuarta y Quinta Enmiendas y la ley de DC.

“El spray de pimienta, las granadas flash-bang, las granadas de conmoción cerebral y las bolas de picadura” también fueron presuntamente dirigidas a los manifestantes contrarios a Trump.

En la demanda presentada por la ACLU del Distrito de Columbia, un grupo de seis manifestantes recibió $605,000 (£434,000) juntos, dijo la ACLU.

Y en una demanda colectiva presentada por otras 100 personas, se otorgaron casi $1 millón (£719,055) en daños después de que fueron arrestados falsamente y detenidos por hasta 16 horas sin comida ni agua durante la inauguración de 2017.

El director legal de la ACLU, Scott Michelman, dijo en un comunicado: “La vigilancia inconstitucional de culpabilidad por asociación y la fuerza excesiva del MPD, incluido el uso de armas químicas, no solo hirieron físicamente a nuestros clientes, sino que también enfriaron su discurso y el de innumerables personas que deseaban ejercer sus derechos de la Primera Enmienda, pero temía un asalto injustificado por parte de la policía de DC”.

Light, quien presentó la demanda colectiva, agregó: "Dice mucho que el Distrito haya optado por llegar a un acuerdo en lugar de defender las acciones obviamente inconstitucionales del MPD en la corte".

“Los asentamientos de hoy proporcionan alguna medida de compensación para todas las personas que fueron arrestadas y confinadas inconstitucionalmente por ejercer sus derechos el día de la toma de posesión hace cuatro años”, dijo Light.

Como parte del acuerdo, el MPD “emitirá una directiva formal modificando los procedimientos de procesamiento de detenidos para evitar someterlos a largas esperas por necesidades básicas como acceso a baños y agua”, dijo la ACLU.

Peter Newsham, el exjefe del MPD, le dijo a The Washington Post que creía que los arrestos eran legales y no estaba de acuerdo con los acuerdos.

“Que esas personas obtengan una ganancia financiera inesperada después de ser arrestadas legítimamente, dice algo sobre nuestro litigio civil en los tribunales”, dijo Newsham.