David, elector texano, votará para proteger el derecho a portar armas en EEUU

En Houston, David Blanco llena el tanque de gasolina de su auto con su pistola visible al cinto. El 8 de noviembre, este texano de origen latino votará en las elecciones de medio mandato, y para decidir por quién tiene un solo criterio: el de "las armas de fuego".

Durante mucho tiempo, se interesó poco en la política. De hecho, no votaba. Pero las cosas cambiaron cuando algunos políticos "comenzaron a amenazar la segunda enmienda de la Constitución", que garantiza el derecho a portar armas, dice al citar propuestas de prohibir algunos fusiles semiautomáticos.

En ese momento "me dije '¿sabes qué?, quizá debería implicarme'", cuenta a la AFP este hombre barbudo de 33 años y cabello largo.

Blanco estudia ahora el pasado de los candidatos en búsqueda de cualquier desafío a este derecho.

Le elección no es tan sencilla. "Algunos republicanos y conservadores son antiarmas", precisa, aunque este bando político es tradicionalmente más laxo sobre el tema.

En Texas, uno de los estados menos restrictivos en la materia, el arma de fuego manda y toda personalidad política que quiere hacer carrera allí lo debe tener en cuenta.

Pero en la ciudad de Houston, un bastión demócrata en un estado ferozmente republicano, es poco frecuente ver pasear a lugareños armados.

Blanco muestra su pistola para disuadir a potenciales agresores.

Posee ocho pistolas y fusiles porque "en caso de problema, se puede armar a los vecinos", afirma. También le sirven para practicar tiro, su actividad favorita.

- Suicidio -

Urbano y de origen hispano, Blanco no cumple con el perfil clásico del propietario de armas en Estados Unidos, generalmente blanco y rural.

En 2021, 47% de los adultos blancos del país declararon vivir en un hogar con un arma, contra 26% de los de origen hispano, según el centro de investigaciones Pew.

Blanco comparte su vivienda con otra persona en un barrio en el que los tiroteos son frecuentes. Allí creció, criado por una madre de origen mexicano que solía temer ser asaltada.

Siempre está alerta. Vigila a un ciclista que pasa al sospechar que pueda tratarse de un ladrón al acecho.

Tres eventos ocurridos en su juventud lo convencieron de armarse: un robo a la casa de unos amigos, un tiroteo en un hogar cercano y el huracán Ike, que sumió al barrio en la oscuridad durante varios días en 2008.

Durante varias noches en las que se escucharon recurrentemente disparos, su familia protegió la casa de saqueadores con el arma de su hermano mayor, Humberto, lo que impactó profundamente a David.

El texano conoce sin embargo las tragedias que pueden provocar las armas.

Dos años después del huracán Ike, al escuchar un disparo de escopeta en su casa llamó a la policía. Los agentes hallaron el cadáver de Humberto, su hermano, que se había suicidado.

En Estados Unidos, la mayoría de muertes por armas de fuego son en realidad suicidios, un argumento regularmente empleado por quienes defienden una legislación más estricta.

Pero Blanco no lo ve de esta manera. "Habría podido colgarse", defiende.

- AR-15 -

En mayo, Texas sufrió una de las peores masacres escolares de su historia. Un hombre asesinó a 19 niños y 2 maestras en la escuela primaria de Uvalde usando un fusil semiautomático AR-15, un arma empleada recurrentemente en este tipo de matanzas.

"Lo que ocurrió es muy triste", lamenta Blanco.

Pero condenar este crimen no equivale a condenar las armas, asegura. Para quienes aseguran que un ciudadano no necesita un fusil de asalto para defenderse, contesta que existen "muchas razones para las que puede usar un AR-15".

Él posee dos, y piensa que podrían permitirle responder más rápido a una eventual amenaza.

Un postulado similar al que defiende el gobernador de Texas, Greg Abbott, candidato a la reelección. El año pasado, el republicano autorizó a casi todos los texanos a usar un arma de manera visible, sin formación ni permiso.

Es el gran favorito ante el demócrata Beto O'Rourke, quien defiende restricciones más estrictas. Tras la masacre de Uvalde, interrumpió a Abbott durante una conferencia de prensa para reclamarle por su inacción.

Pero, prudente, O'Rourke dice en su página web estar "orgulloso de la larga tradición de posesión responsable de armas de fuego" en su estado.

str/led/nzg/dl/ll