David Chase regresa al mundo de “The Sopranos”

·7  min de lectura

NUEVA YORK (AP) — El destino de los personajes de “The Sopranos” (“Los soprano”) está por definirse en la precuela “The Many Saints of Newark”, pero para nadie más que para para su creador.

David Chase revolucionó la televisión con su monumental serie sobre mafiosos protagonizada por James Gandolfini como Tony Soprano, siendo pioneros de una nueva era de ambición para la pantalla pequeña. Pero lo que Chase siempre quiso hacer eran películas.

“Esa era toda mi meta. Ha sido así toda mi vida”, dijo Chase, quien sin embargo había desarrollado su carrera en televisión con producciones como “The Rockford Files” (“Los casos de Rockford” y “I’ll Fly Away” (“Tiempo de conflictos”), antes de crear “The Sopranos”. “Cine, filmes. Filmes, cine”.

“Hay algo con la televisión que siempre tendrá para mí esa especie de imagen kitsch”, agregó. “Todo se trata de publicidad, creo. Eso era todo lo que había por muchos años, una máquina para presentar anuncios. Siempre tendrá esa sensación. Pero teoréticamente, el aparato de la televisión puede transmitirte cualquier cosa. Grandes cosas. Cosas que la gente ni siquiera ha soñado todavía. Pero para lo que se usó fue para comerciales de (pañales) Pampers”.

Desde que “The Sopranos” se fueron a negros en su final, Chase hizo una película previa, la infravalorada historia de rock y paso a la edad adulta de 2012 “Not Fade Away”, una película que hacía explícita la conexión que tiene la música con la cinematografía. Ahora está de vuelta con “The Many Saints of Newark” (“Los santos de la mafia”), pero en un giro irónico Warner Bros. cambió de estrategia durante la pandemia y la película se estrenará en la plataforma de streaming HBO Max y en cines el viernes. Es tentador usar una cita de “The Godfather Part III” (“El Padrino 3”): “Justo cuando crees que estás fuera”.

“Cuando estaba en la escuela de cine en 1969-70, mis amigos y yo nos sentábamos a fumar marihuana”, dijo Chase. “Y platicábamos: ‘Sabes, un día las películas van a llegar a tu casa. ¿No sería increíble?’ Bueno, no es tan increíble, estás mejor viéndolas en el cine”.

Pero ya sea en la gran pantalla o no, ¿por qué Chase, de 76 años, regresaría al mundo que concluyó tan enfáticamente? Parecía haber dejado “The Sopranos” atrás para siempre en el restaurante Holsten, un final que el coguionista de “Sopranos” Matthew Weiner calificó como el equivalente televisivo de romper la guitarra.

“Lo necesitaba”, explicó Chase por Zoom. “Creo que personalmente lo necesitaba. No me refiero a financieramente. Simplemente lo necesitaba. Quería trabajar en algo que sabía que iba a ser producido”.

Catorce años después de que la banda Journey sonó en la última escena de “The Sopranos”, Chase ha regresado al norte de Nueva Jersey — en parte por necesidad, en parte porque todavía le gusta escribir sobre estos personajes. Pero “The Many Saints of Newark” lleva a “The Sopranos” a Newark de finales de la década de 1960 y principios de los 70 y a una generación diferente de mafiosos de Nueva Jersey.

Hay muchos rostros conocidos, aunque más jóvenes: Corrado “Junior” Soprano (Corey Stoll), Livia Soprano (Vera Farmiga), Silvio Dante (John Magaro) entre ellos. Pero el papel principal es fresco: Alessandro Nivola como Dickie Moltisanti, el padre mítico de Christopher Moltisanti (quien es un bebé aquí). Dickie vuelve su protegido al adolescente Tony Soprano (Michael Gandolfini, el hijo de James).

“El consejo de David para mí cuando comenzamos a filmar era: ‘No le pongas atención a lo que nadie diga sobre Dickie en la serie porque todos son mentirosos’”, dijo Nivola.

Aunque hay innumerables conexiones y referencias a “The Sopranos”, los fans seguramente se sorprenderán de lo mucho que “The Many Saints of Newark” avanza por nuevos territorios narrativos. Se desarrolla con el trasfondo de tensión racial en Newark y una época convulsa. Leslie Odom Jr. coprotagoniza en un importante papel.

“Lawrence Konner y yo queríamos una película de gánsteres. No queríamos una película de origen de personaje”, dijo Chase. “De hecho ni siquiera sabía lo que significaba ‘historia de origen’. No había escuchado ese término hasta que comenzamos a promover esta película”.

Después de escribir la película con Konner, Chase tenía la intención de dirigir pero por asuntos de salud tuvo que convocar al veterano de “Sopranos”, Alan Taylor. Tras dirigir varios episodios de la serie, Taylor se mudó a producciones como “Game of Thrones” y los espectáculos de gran presupuesto “Thor: The Dark World” (“Thor: Un mundo oscuro”) y “Terminator Genisys” (“Terminator: Génesis”). Pero estaba feliz de regresar a un mundo de ficción más conocido.

“Es una especie de estructura mental, un cierto tipo de preguntas, una cierta actitud hacia la psicología humana. Se siente como si todas las cosas que impulsaron las serie impulsaran esta película”, dijo Taylor. “La forma en la que entiendo esta película es que cada personaje está tratando de reescribir su destino. Cada personaje está tratando de no ser el personaje que le dicen que tienen que ser”.

Lo que quizá es más emocionante sobre “The Many Saints of Newark” es cuando se relaciona con la gramática de la narrativa de “The Sopranos”: Drama familiar en un paisaje estadounidense, una vieja película (“Key Largo”) se puede ver momentáneamente en el fondo, pautas musicales a veces devastadoras. Chase y Taylor eligieron una banda sonora sin música original en la que Gil Scott-Heron figura prominentemente.

Y aunque la película, al igual que la serie, está llena de violencia y convenciones del género, existe en Dickie Moltinsanti y otros personajes la melancolía existencial de tratar de librarse del ADN de la familia, tratar de superar sus demonios emocionales, tratar, quizá en vano, de encontrar algo a lo que vale la pena aferrarse.

“He leído cosas que dicen ‘The Sopranos’ se volvió más y más oscura”, dijo Chase. “¿En serio? No sé, el 9 de septiembre había ocurrido así que creo que se volvió más oscuro. Estaba hablando con alguien el otro día que dijo que Jim quizá se volvió más oscuro a medida que avanzaban las cosas. Quizá todo eso es verdad. Pero el programa se trataba de que siempre hay una conexión humana y una conexión humanitaria, incluso a pesar de que podría ser terriblemente frágil”.

Chase se había resistido por años a la tentación de una secuela de “Sopranos”, algo que se volvió casi imposible cuando James Gandolfini murió en 2013. Nunca ha sido un nostálgico (El mismo Tony Soprano dijo una vez: “‘Recuerdas cuando’ es la forma más baja de conversación”). Al darle forma a la precuela Chase tuvo problemas para elegir a un joven Tony Soprano hasta que recordó que el hijo de Gandolfini, de ahora 22 años, había comenzado a actuar.

Después de tres audiciones, Chase eligió a Michael Gandolfini para interpretar a la versión más joven y suave del personaje que su padre había inmortalizado. Para entonces la decisión parecía inevitable.

“Estar en este mundo, interpretando este personaje, me conectó con mi papá como actor, de actor a actor”, dijo Michael Gandolfini. “Imaginando por lo que pasó y comprendiendo un poco más hacia donde fue a lo largo de nueve años, y estar muy orgulloso de él por eso”.

Para Nivola, la magnitud del proyecto quedó clara sólo después de que hizo la audición. Sus escenas iniciales estaban envueltas del característico secretismo de “Sopranos”, con los nombres cambiados y sin la sensación de que Dickie fuera el personaje principal. Eso sólo lo comprendió Nivola unas semanas después de reunirse con Chase y Taylor, cuando le enviaron el guion por correo durante un vuelo.

“Para cuando aterricé me di cuenta que esto era un asunto mucho más grande de lo que pensaba”, dijo Nivola. “Entonces me di cuenta que este era posiblemente el papel que había estado esperando en los 25 años de mi carrera en cine”.

“The Many Saints of Newark” podría tener sus propias precuelas. “¿En serio? No sé”, dijo Chase.

Ahora Chase está rodeado y un poco apabullado por el paisaje televisivo que él mismo ayudó a crear. Le gustó “The Queens Gambit” (“Gambito de dama”), pero la mayoría de los programas no lo atrapan, dijo. En cambio ve películas viejas en Criterion Channel. Mientras que las películas comerciales contemporáneas le parecen “sosas”.

“Sí está bien ver superhéroes y eso, pero estamos viviendo en un universo de caricatura. Excepto porque no es así”, dijo Chase, quien agregó que pasó la presidencia de Donald Trump pegado a los noticieros. “Hay algo más que está pasando que no estamos viendo”.

Lo que está claro es que Chase anhela la gran pantalla, incluso si sus oportunidades de llegar a ella han sido espaciadas y pocas. Está trabajando en un guion que le gustaría dirigir y todavía no está contento con que sea relacionado para siempre con la televisión. Pero lo acepta.

“Digo, sí, ¿qué puedes hacer al respecto?”, dijo Chase. “No es lo peor que haya pasado”.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.