Datos "siniestros" del espacio documentados por la NASA

·8  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) se unió a las celebraciones de Halloween, a través de diez historias terroríficas basadas en hechos reales, con narraciones que te harán conocer algunos de los rincones más "siniestros" del cosmos.

A un par de días de que se celebre la Noche de Brujas, festividad que tiene sus orígenes en la cultura celta desde el siglo XIX, los científicos de la agencia espacial estadounidense demostraron su capacidad narrativa, pues apoyados en fenómenos sucedidos en los confines del universo, relataron con terroríficos detalles distintos escenarios ficticios y catastróficos.

Urano, el séptimo planeta del Sistema Solar, es orbitado por 27 lunas, de entre ellas se encuentra Miranda, descubierta en 1948, subsiste como un territorio "torturado y quebrado con acantilados temibles y abismos enormes". Gerard Kuiper, el padre o descubridor de este satélite estimó que el estado actual de Miranda demostraban tan sólo los fragmentos de lo que había sido algún día. La pequeña Luna fue comparada con Frankenstein, creado por su inventor Víctor Frankenstein a base de restos de cadáveres distintos.

Sin embargo, nuevas investigaciones apuntan a que Miranda padeció una clase de autodestrucción, pues al parecer sus fuerzas interiores, desgarraron toda su superficie, lo que la asemeja más a un hombre lobo, el cual se trasforma en una figura licántropa involuntariamente.

La inmensa telaraña que une al Universo

Una "araña masiva" sería -en el plano de la ficción- la responsable de la "telaraña" cósmica que forma la materia negra del universo.

Finos filamentos de materia normal y materia oscura son "tejidos" por conjuntos de galaxias.

Jason Rhodes, astrofísico de Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) señala que en efecto la red cósmica parece una gran telaraña, según han mostrado observaciones científicas.

La pulverización de la Luna

La historia de la destrucción de los mundos no suena algo nuevo para nosotros, pues la ciencia ficción se ha encargado de alimentarnos con los escenarios más destructivos, sin embargo, científicos de la NASA advierten que Neptuno, el planeta desterrado por ser el más distante del Sistema Solar podría ser el responsable de un desenlace caótico para la Luna Tritón.

Tritón, el satélite más grande del planeta y el único que orbita en dirección contraria a Neptuno, fue capturado por las entrañas neptunianas y condenado a permanecer cautivo.

"La órbita de Tritón -narraron los científicos- está girando lentamente en espiral hacia Neptuno", por lo que creen que quizá en unos pocos miles de millones de años, se acercará demasiado al planeta, produciendo que la gravedad de Neptuno tire del lado cercano de Tritón con tanta fuerza su lado lejano estallará en miles de fragmentos.

El reino de las sombras de la Luna

Pese a lo que podríamos pensar, pues de acuerdo con evidencia científica la Luna de la Tierra no tiene un "lado oscuro", una parte de sí se mantiene aislada del contacto con la luz del Sol, ya que durante el tiempo en que esta orbita a nuestro planeta, el cual comprende un tiempo aproximado de cuatro semanas, hay fragmentos lunares que permanecen en absolutas sombras.

Esto sucede a que a diferencia de nuestra Tierra inclinada, el eje de rotación de la Luna es casi perpendicular a la dirección del Sol: "Como resultado, el interior de ciertos cráteres no ha visto el Sol durante millones de años", explicaron los astrónomos.

La Luna azul que iluminará este Halloween

La fase lunar denominada como "Luna llena" se presenta dos meses al mes, cada dos años y medio. En esta ocasión, la segunda de las dos lunas llenas de octubre es conocida bajo el nombre de "Luna azul".

Te preguntarás si es acaso por el pigmento que la superficie lunar proyecta hasta los ojos de los terrícolas, la respuesta es negativa, pues este título "es sólo una etiqueta", ya que es imposible que el color de la Luna cambie según la fecha del calendario.

Sin embargo, fue en 1883 cuando una serie de noches la Luna se tornó de una tonalidad azulada, como parte de una ilusión natural, ya que su color seguía intacto pero su luz "estaba siendo filtrada por un volumen asombroso de ceniza volcánica, arrojada a la atmósfera terrestre por el volcán indonesio Krakatoa".

Demonios de rayos gamma

La colisión entre estrellas muertas propicia el estallido de este tipo de radiación electromagnética, que es considerado una de las explosiones más enérgicas del universo.

Los rayos gamma como son ilustrados no son ficción, Jason Rohdes -un especialista de la NASA- asegura que así es como ocurren en la vida real, pues viajan en direcciones opuestas desde los cadáveres estelares en colisión.

"Las explosiones son tan intensas que si tal evento ocurriera 'cerca' de la Tierra, provocando que un rayo se disparara directamente a nuestro planeta, la radiación y las partículas podrían causar daño", alertó.

Gritos silentes abundan en el espacio exterior

El espacio está desprovisto de sonido: "Nadie puede oírle gritar, ni oírle destruir una estación espacial del tamaño de una luna, ni oírle tocar blues con una armónica". ¿Qué quiere decir esto? El sonido requiere un medio, como aire o agua para propagar ondas de presión, que son interpretadas de manera sonora por nuestros oídos y cerebros. "Sin un medio, no hay ondas de presión, por lo que no hay sonido", aseveraron los técnicos de la NASA, ya que para percibir algún ruido, será necesaria alguna presencia, ya sea "un micrófono, debe estar allí para interpretar las ondas de presión como sonido".

Marte, infestado por arañas

En tiempos primaverales, la superficie de Marte es visitada por sombras arácnidas que emergen del suelo. Esto sucede cuando el dióxido de carbono congelado debajo del terreno planetario se calienta lo suficiente, transformando su composición sólida a gaseosa, la cual queda atrapada debajo de la superficie, al producir una explosión de polvo oscuro alrededor de la ventilación que deja estas figuras de araña -no reales- grabadas en el suelo marciano.

Cementerio galáctico

Se trata de una galaxia muerta, donde el nacimiento de nuevas estrellas se detuvo hace miles de millones de años después del Big Bang. Ahí yacen sólo estrellas "decadentes", que son pequeñas y rojas, por lo que hacen le dan un brillo carmesí.

Dicen que en su interior, uno se puede topar con "cadáveres" de exoplanetas o estrellas agonizando.

El Sol, una colosal calabaza tallada

En octubre de 2014 la luminosidad del Sol se presentó frente a nuestros ojos de una forma bastante particular, pues a diferencia de lo que podríamos advertir, el astro no es uniformemente brillante, ya que está dividido por regiones, entre las cuales las más activas emiten mayor luz y energía que las regiones circundantes.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, en 8 de octubre de 2014, detectó que las regiones más brillantes iluminaron al Sol de forma en que parecían recrear la sonrisa tétrica que cada Noche de Brujas es trazada en la superficie de las calabazas, haciendo alusión a un gesto malévolo.

Un "cráneo" que deambula por el espacio

Investigadores del programa civil observaron en 2015 un asteroide espeluznante con forma de calavera, llamado "2015 TB145" durante su paso por la Tierra.

Los científicos determinaron que probablemente se trataba de un cometa muerto, pues este tipo de objetos espaciales disfrutan de un número limitado de viajes alrededor del Sol antes de morir.

"El asteroide con forma de calavera (de unos 600 metros de ancho) sólo parece una calavera. Por supuesto, no es un cráneo real. Pero si fueran los restos esqueléticos de un gigante. (…) entonces el gigante habría tenido casi tres millas (4.5 kilómetros) de altura", expusieron los especialistas.

El barco fantasma que no dejó rastro

¿Has escuchado hablar de la basura espacial? Aquellos restos de naves y cohetes espaciales que se mantiene en la órbita de nuestro Sistema Solar, el cual se ha convertido en una especie de cementerio de robots muertos.

De entre ellos, la sonda espacial de Pioneer 11 desapareció en la oscuridad más allá del sistema solar y no se ha sabido nada de ella en más de 25 años, por lo cual ha sido llamado como "barco fantasma", a la que pertenecen una docena de robots muertos lanzados durante la primera década de la carrera espacial, Estados Unidos y la URSS.

El misterio que aguarda uno de los abismos más oscuros del Sistema Solar

La Luna de Júpiter, conocida como Europa, se está enfriando, ya que está hecha de hielo de agua explotado por radiación ionizante mortal. Sin embargo, la luna sólo está congelada por fuera, por lo que los expertos creen que en su capa de hielo descansa sobre una capa de agua líquida más grande que todos los océanos que forman parte de la Tierra.

"Exactamente lo que acecha en ese oscuro abismo nadie lo sabe", explicaron los investigadores, por lo que estimaron que quizá no sea más que agua salada sin vida o cuenta con la presencia de simples microbios o medusas.

"También podría ser el hogar de formas de vida tan extrañas y de otro mundo como las criaturas extraterrestres en los océanos profundos de la Tierra", por lo que imaginaron que los robots valientes podrían ser quienes se enfrenten al peligro y busquen respuestas desde las profundidades de Europa.