DATOS-Perú, país de expresidentes acorralados por corrupción. El último duró menos de una semana

·4  min de lectura
La gente reacciona después de que el presidente interino de Perú, Manuel Merino, anunció su renuncia, en Lima
La gente reacciona después de que el presidente interino de Perú, Manuel Merino, anunció su renuncia, en Lima

LIMA, 15 nov (Reuters) - Perú, que ha liderado por muchos años el crecimiento económico en América Latina, ha sido cuna en las últimas tres décadas de expresidentes que han terminado en prisión o arresto domiciliario debido a acusaciones de corrupción.

Esta semana te tocó en turno a dos mandatarios.

En el último episodio, el domingo, el presidente interino Manuel Merino presentó su renuncia irrevocable luego de mortales protestas contra la decisión del Congreso de expulsar hace unos días al mandatario Martín Vizcarra alegando su "incapacidad moral" para gobernar, sumiendo al país en una nueva agitación política a cinco meses de las elecciones generales de abril.

MANUEL MERINO (10-15 de noviembre de 2020)

Merino, que era el presidente del Congreso dominado por la oposición, tomó la presidencia el martes tras la expulsión de Vizcarra, en una decisión que generó diversas manifestaciones con un saldo de dos muertos y decenas de heridos; y desencadenó la renuncia de más de la mitad del gabinete de ministros.

Fue el mismo Congreso fragmentado que acordó pedir, tras conocerse las víctimas de las protestas, la renuncia "inmediata" de Merino, miembro del partido de centro derecha Acción Popular.

MARTÍN VIZCARRA (2018-2020)

Según reportes de la prensa local, Vizcarra supuestamente recibió, cuando fue gobernador de una región del sur del país hace siete años, 2,3 millones de soles (640.000 dólares) en sobornos de dos empresas que ganaron la licitación de obras públicas, algo que el mandatario ha negado.

Asimismo, la fiscalía afirma que "existe mérito" para investigarlo sobre su vínculo con la contratación irregular de un cantante poco conocido como asesor motivacional, escándalo que desató el primer intento para expulsar a Vizcarra.

PEDRO PABLO KUCZYNSKI (2016-2018)

Se encuentra bajo arresto domiciliario mientras fiscales lo investigan por favorecer contratos a Odebrecht para construir una carretera y una obra de riego cuando era ministro del expresidente Alejandro Toledo.

Kuczynski negó inicialmente tener algún vínculo con el grupo brasileño pero terminó por reconocer que su consultora asesoró a Odebrecht en el financiamiento de proyectos que había ganado mientras era ministro. Luego Kuczynski renunció a la presidencia en medio de las presiones del Congreso.

OLLANTA HUMALA (2011-2016)

El militar retirado es investigado por presuntamente recibir tres millones de dólares de Odebrecht para la campaña electoral presidencial del 2011. Según la fiscalía, parte de los fondos ingresó a su partido y otra parte se usó para elevar el patrimonio de Humala y de su esposa Nadine Heredia.

Sobre Humala, que estuvo nueve meses en prisión preventiva, los fiscales han solicitado 20 años de prisión, pero el proceso judicial aún no ha comenzado. El exmandatario ha dicho que planea postular a las elecciones presidenciales del 2021.

ALAN GARCÍA (1985-1990/2006-2011)

El exmandatario se suicidó en abril del 2019 con un disparo en la cabeza cuando la policía llegó a arrestarlo para investigarlo por un esquema de sobornos de Odebrecht. Tras su muerte sus bienes se encuentran inhibidos y embargados.

García había negado varias veces acusaciones de presuntos sobornos. Durante su primer gobierno el país andino sufrió de una hiperinflación y de la violencia de grupos rebeldes, pero los peruanos le dieron años después al carismático líder político un segundo mandato que estuvo bajo la lupa judicial.

ALEJANDRO TOLEDO (2001-2006)

Toledo se encuentra en libertad bajo fianza en Estados Unidos mientras enfrenta un proceso de extradición a Perú donde es acusado de recibir sobornos por 20 millones de dólares de Odebrecht durante su mandato.

El exmandatario, que ha rechazado las imputaciones, estuvo arrestado casi ocho meses en una prisión de California. Para la justicia peruana, Toledo es un fugitivo desde el 2017.

VALENTÍN PANIAGUA (2000-2001)

Es el único exmandatario peruano de las últimas tres décadas que no ha tenido acusaciones de corrupción. Paniagua lideró un gobierno de transición tras la renuncia del exmandatario Alberto Fujimori por fax desde Japón, tras estallar el considerado mayor escándalo de corrupción en la historia del país sudamericano.

Paniagua, quien falleció en el 2006, fue un experimentado político y fue elegido como representante al Congreso en varios periodos. Cuando asumió la presidencia interina era legislador del partido de centro Acción Popular.

ALBERTO FUJIMORI (1990-2000)

Actualmente cumple una condena de 25 años de prisión por ser autor intelectual del asesinato de 25 personas, entre ellas un menor, por parte de un grupo militar y policial que actuaba bajo la sombra en la lucha contra el grupo rebelde izquierdista Sendero Luminoso, que buscaba tomar el poder por la fuerza.

Fujimori, que también ha sido condenado por corrupción, fue indultado por el exmandatario Kuczynski en la Navidad del 2018, pero este beneficio fue anulado a inicios del año pasado durante el periodo de gobierno del ahora destituido Vizcarra.

(Reporte de Marco Aquino y María Cervantes. Editado por Janisse Huambachano)