Dos datos marcan que podría haber pasado el peor momento de la segunda ola de coronavirus

·5  min de lectura
Los casos muestran una tendencia en descenso, pero los expertos aconsejan no relajarse y mantener las medidas de cuidado como el uso del barbijo y el distanciamiento social
Tomás Cuesta

La cantidad de fallecidos por coronavirus reportados el martes arrojó un dato preocupante. Los 791 muertos ingresados al sistema en esa jornada marcaron un récord desde que comenzó la pandemia, convirtiéndose en el día con más decesos. Ayer la tendencia siguió esa línea, con otros 706 muertos. Sin embargo, esos números, por impactante que sean, no alcanzan para medir la realidad y el alcance actual de la enfermedad.

Con una campaña de vacunación en ascenso y el arribo sostenido de dosis de diferentes laboratorios, las cifras comienzan a mostrar que quizá se haya superado el peor momento de esta segunda ola, aunque todavía queden por delante las semanas más duras del invierno y haya inquietud por las demoras para completarse las segundas dosis. La cantidad de contagiados diarios se mantiene con una tendencia a la baja, pero todavía en una meseta alta, después de los picos que llegaron a poner en crisis el sistema sanitario. Y lo más importante: por primera vez en lo que va del año la capacidad de las unidades de terapia intensiva (UTI) comienza a bajar en todo el país.

Coronavirus: qué vacunas se podrían combinar con otras, según los expertos argentinos

Sin dudas, la pandemia no está superada y los cuidados personales tendrán que seguir durante un tiempo para reducir la circulación del virus y evitar que las nuevas variantes, de mayor transmisibilidad y comportamiento diferente de la cepa original, se propaguen con facilidad. Pero los datos que evalúan los expertos sirven para mostrar qué momento de la pandemia se está atravesando.

La media epidemiológica, la variable más importante para realizar un seguimiento de la evolución durante los últimos siete días, indica que el lunes los nuevos casos diarios de contagiados habían bajado un 21,4% en promedio en todo el país respecto del lunes de la semana anterior. En cuanto a la mortalidad, y con los mismos parámetros, el descenso fue de un 19,1%.

Nuevos contagiados, día por día

“Por tercera semana consecutiva están disminuyendo los casos en forma sostenida y profundizada. Es una gran noticia y es el fruto del esfuerzo de la sociedad y de todas las jurisdicciones, y de la normativas que se han acordado”, remarcó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, durante una de sus conferencias en la Casa Rosada.

Según los datos oficiales, en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) la variación semanal marcó un descenso del 22,5%, en tanto que en el centro del país –sin contar el AMBA– fue de 23,85%. En Cuyo el descenso fue del 22,83 %; en la región noroeste (NOA), del 13,83%; en el sur, del 34,68%, y en el noreste (NEA), del 15,9%.

Los fallecidos durante la pandemia

“Desde los días con picos de 12.000 casos en mayo hay una franca disminución. Hubo una baja del 42% y cerramos la semana con 7016 casos”, repasó el titular del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán. “Vamos bien, pero comenzó el invierno y eso no ayuda a superar el problema. Apelamos a que el pueblo siga cumpliendo con las medidas de cuidado y se anote masivamente para recibir la vacuna”, agregó.

En la Ciudad aseguran que el descenso en los positivos diarios es bien consistente y se pasó de 1700 a 1200 en la última semana. En territorio porteño se registran 637 contagios cada 100.000 habitantes, mientras que en el conurbano bonaerense son 376; en el interior de la provincia, 418, y en el resto del país, 547.

Coronavirus: Río de Janeiro anuncia que detectó una nueva variante de Covid-19

Los índices de positividad (la cantidad de positivos que resultan de los testeos diarios) se mantienen altos en relación con la sugerencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que plantea llegar a menos del 10% para considerar que la pandemia está controlada. En todo el país, el índice se encuentra en 34%, mientras que en la provincia de Buenos Aires es del 28% y en la ciudad, del 19%, con un promedio de tests diarios de 35.275, 12.894 y 6097, respectivamente.

Si los números están a la baja, ¿por qué ayer se registró el récord de fallecidos diarios? Desde que comenzó la carga de datos al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA), las cifras de los sábados, domingos y feriados suelen ser menores que las de días hábiles y allí podría haber una explicación. Es decir, los 791 ingresos del martes y los 706 del miércoles podrían corresponder a decesos ocurridos entre el sábado y el lunes y subidos al sistema en las últimas horas. Para comprobar o descartar esta teoría se deben esperar los datos de los próximos días.

“La cantidad de muertos baja lentamente, pero es una situación normal que se mantenga en alto. Después de dos o tres semanas de descenso de los casos, debería comenzar a reducirse también el número de fallecidos. Esta semana se espera que se estabilicen para comenzar a bajar la semana próxima”, explicó el infectólogo Eduardo López.

Qué falta para que la Ciudad cierre la compra de vacunas monodosis del laboratorio CanSino

Las UTI de todo el país estuvieron al límite durante meses con una ocupación superior al 90%, pero desde la semana pasada se está notando una menor demanda de camas con un descenso promedio del 5% en todo el país. En el conurbano bonaerense, donde estuvieron a punto de colapsar esos servicios, la ocupación es del 67%, mientras que en el interior de la provincia llega al 55%. En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, ronda el 60%.

Hay cifras que aún preocupan. Por ejemplo, el aumento del 120% de internación en UTI de menores de 60 años, quizás asociada con la circulación de nuevas variantes; también, que el 42% de los nuevos casos corresponden a personas de entre 19 y 39 años, y que el 78% de los fallecidos son mayores de 60 años.

“Todos estos números me hacen pensar que se amortigua la segunda ola bastante lejos del pico de los 40.000 casos diarios que hubo hace algunas semanas. Si queda alrededor de los 20.000, o menos, ya es una buena noticia”, dijo López. “Si habrá una nueva ola, no lo sabemos y dependerá de cómo avance la vacunación. Es un virus que circula mejor en invierno por las conductas sociales y porque se comprobó que entre 5 y 11 grados tiene mayor viabilidad”, anticipó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.