Datos: Andalucía alcanza la primera posición de los territorios con más fijos discontinuos

Un trabajador durante la vendimia en un campo de vides de Sevilla en agosto.
Un trabajador durante la vendimia en un campo de vides de Sevilla en agosto.

Un trabajador durante la vendimia en un campo de vides de Sevilla en agosto.

El doble discurso del Partido Popular sobre los datos de empleo, que acusa al Gobierno de “maquillarlos” al tiempo que se arroga los buenos resultados del mercado de trabajo en las comunidades donde gobierna, ha dejado al descubierto una geometría variable que también se aprecia al hacer zoom en las estadísticas.

Los últimos datos de afiliación a la Seguridad Social muestran un aumento sin precedentes en los tipos de contratos fijos discontinuos, todas las autonomías experimentan un crecimiento anual sin precedentes en esta tipología, pero destaca el crecimiento de algunas gobernadas por los populares, como Andalucía o Madrid.

La primera, de hecho, ha desbancado a la Comunidad Valenciana en el podio de los fijos discontinuos, y en diciembre de 2022 es el territorio que más trabajadores en esta modalidad tiene entre su fuerza de trabajo activa con 173.872, frente a los 132.436 del territorio levantino.

El doble rasero aflora si se tiene en cuenta que precisamente los fijos discontinuos son la munición con la que los dirigentes nacionales del PP disparan al Gobierno.

El eje de su crítica se encuentra en que estos trabajadores no están empleados durante todo el año y, sin embargo, cuando no se encuentran en periodo de actividad, no computan como parados, aunque pueden cobrar una prestación por desempleo y sí causan baja en la Seguridad Social. Esta particularidad, sin embargo, es algo que se produce desde 1985, por mucho que el coordinador nacional de los populares, Elías Bendodo, afirmara este miércoles lo contrario.

Por contra, el rastro de estas críticas desaparecen cuando toca lucir medallas. Tanto el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, como la madrileña Isabel Díaz Ayuso no tardaron en presumir de los datos hechos públicos por el Ministerio de Trabajo en sus cuentas de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Son decisivos los fijos discontinuos?

El crecimiento de esta modalidad ha sido explosivo. En el cómputo global de afiliados, han crecido un 218,3%, y han pasado de los 381.961 de diciembre de 2021 a los 833.621 del mismo mes del 2022. Aunque el cambio es significativo y sirve para apuntalar la fortaleza el mercado de trabajo, no basta para explicar el aumento de casi 470.000 afiliados en un año.

Mientras que los fijos discontinuos crecían, los trabajadores temporales se han desplomado en 1.815.737 afiliados, de los 4.162.921 a 2.347.184. El saldo positivo final lo impulsa el aumento de los afiliados con contratos indefinidos, que suben de los 9.400.823 a los 11.237.649, con un aumento de 1.836.826.

Por otra parte, cabe destacar la disonancia entre las críticas del PP y las opiniones de los expertos en economía y derecho consultados por El HuffPost, que señalan que las particularidades de los contratos fijos discontinuos dan una mayor seguridad y cobertura a los trabajadores, ya que con estos pueden acumular antigüedad, se garantiza su reenganche a la actividad y mejora sus derechos a la conciliación.

Más información