Dato clave para el usuario de Ahora 12: ¿por qué para 12, 18 o 24 cuotas se termina pagando el mismo importe?

El plan Ahora 12 tiene por objeto dinamizar el consumo mediante el pago de cuotas que según del bien que se trate, va de los 2 a los 24 meses.

Si bien originalmente se trataba de planes que para los diferentes plazos no incluían el pago de intereses, con una inflación en alza esa opción fue dejada de lado y los porcentajes fueron variando en función de lo que iba marcando la realidad.

Así se llega al esquema de tasas de interés actual que en la práctica "beneficia" el plan a doce meses, pues se convierte en el más accesible.

¿Cómo funciona el sistema?

Desde el punto de vista del comercio, todo pasa por aplicarle al precio de lista un coeficiente fijo, que obviamente varía en función de los plazos. Así por ejemplo, para 3 meses se debe multiplicar por 1.16 veces, para 6 meses por 1.337, ya para 12 meses el coeficiente será de 1.7638, en tanto que para 18 meses será por 2.3284 y para 24 por 3.0629.

Una vez obtenido el resultado, se dividirá el monto por la cantidad de cuotas elegidas. Entonces, para el plazo más corto se terminará pagando $386 por cada $1.000. Este importe baja a $223 si se lo hace en 6 meses, a $129 para los 18 meses y a $128 para los 24 meses.

En lo que hace a este coeficiente, no siempre queda en claro si se trata en definitiva la tasa de interés que se le va a cobrar al cliente. En realidad, este se obtiene a partir de la que se fije para cada plazo. Así, mientras que para el plazo más corto es de 96,68%, para los 12 meses la tasa es del 136%, para 18 meses del 151% y para el plazo más largo asciende al 168%.

El esquema de tasas de interés actual, en la práctica, "beneficia" el plan a doce meses

Es precisamente esa escala creciente la que determina esta distorsión en el monto de las cuotas, que se hace mucho más evidente cuando la compra es por ejemplo por unos $200.000.

En este caso, quien elige pagarla en 3 cuotas, deberá abonar unos $77.340, para 6 meses bajará a $44.570, mientras que si lo hace en 12 cuotas, el monto mensual será de $29.500.

Hasta aquí, todo parece normal, pues a plazo más largo, el monto de la cuota baja de manera sustancial, pero lo llamativo del caso es que si quiere pagar algo menos que si se opta por los 12 meses, y se elige hacerlo en 18, terminará abonando $25.900, es decir unos $3.600 menos por mes, pero a costa de estirar el plazo por esos seis meses.

Finalmente, si optara por los dos años, curiosamente pagará los mismos $25.500 que si lo hiciera en 18 meses, lo cual según algunos analistas consultados implica lisa y llanamente "regalar el dinero a lo largo de esos seis meses".

¿Cuánto hay que devolver?

En cuanto al total a devolver, este pasará de los $232.000 hasta los $612.400, pero como el paso del tiempo reduce el valor del dinero, es interesante agregar cuál es la tasa de inflación mensual que se prevé para cada plazo.

Mientras que para los 3 meses, esta ronda el 7,8%, pero se va elevando paulatinamente, hasta llegar al 10%, para los 18 meses y hasta el 12% para los 24 meses.

s
s

s

A partir de este dato es que se puede estar en condiciones de responder si la inflación ayuda a pagar las cuotas. Bien se sabe que el pago en cuotas es la manera más utilizada por los consumidores argentinos para diluir sus compras a lo largo del tiempo. Esta opción le saca una clara ventaja al financiamiento mediante el pago mínimo o la cancelación de cualquier monto menor al total, como también sobre un préstamo personal tradicional.

En tal sentido, es una creencia habitual es que con un sistema de cuotas fijas, la inflación hace su parte para que estas se vayan diluyendo, lo cual no siempre sucede en la práctica, ya que solo será así si esta supera los porcentajes implícitos en cada pago mensual