"Me aterrorizaba": Daryl Hannah confiesa cuánto le costó besar a Tom Hanks en 'Splash'

Josh Gad lo ha vuelto a hacer. Después de reunir al reparto y equipo de Los Goonies y también a los responsables y protagonistas de Regreso al futuro, el cómico y actor de Frozen y La bella y la bestia sigue empeñado en hacernos el confinamiento lo más divertido y nostálgico posible –y por ello ha conseguido traer de vuelta a las estrellas de otro clásico ochentero  Un, dos, tres... Splash.

Tom Hanks y Daryl Hannah protagonizaron Splash en 1984. (Imagen: Buena Vista Distribution)

En la tercera y más reciente entrega de su serie Reunited Apart, Gad ha contado con la presencia virtual de los actores Tom HanksDaryl Hannah y Eugene Levy, así como con el productor Brian Grazer, los guionistas Lowell Ganz y Babaloo Mandell, y el director Ron Howard (Una mente maravillosa).

Para los más jóvenes u olvidadizos, recordemos que Splash contaba la historia de Allen Bauer (Hanks), quien caía enamorado de una mujer que, secretamente, era una sirena. La película arrancaba en 1959, cuando un joven Bauer era rescatado por una sirena adolescente. Veinticinco años después, la sirena Madison (Hannah) sale a la superficie en busca de su amor de la infancia. Y aunque consigue conquistar el corazón de Allen, las cosas se complican cuando un laboratorio gubernamental la captura para investigarla...

Puedes echar un vistazo a la conversación entera aquí:

Desde su estreno en 1984, esta comedia romántica con toques de fantasía ha sido adorada por múltiples generaciones, sin duda por las encantadoras interpretaciones de Hanks y Hannah, pero también por la hilarante y decisiva contribución del difunto John Candy, que interpretaba al hermano de Hanks. Tan importante y querida fue esta última, que el momento más emotivo de la reunión convocada por Gad fue sin duda cuando el presentador invitó a Ryan Reynolds (Deadpool) a que cerrase con un tributo al actor fallecido en 1994.

Otra de las anécdotas más destacadas del encuentro surgió cuando Hanks y Hannah recordaban cómo tuvieron que aprender a bucear para rodar las escenas subacuáticas, y ella revelaba lo nerviosa que se sintió al besar a Hanks por primera vez. ¡Y es que cuando rodó la película era tan joven que ni siquiera había tenido novio!

Estaba aterrorizada porque aún no tenía novio, pese a que ya tenía 21 o 22 años. Me aterrorizaba el beso”.

Además, los reunidos comentaron cómo surgió la idea original de la película, concebida por el productor Grazer antes de colaborar con Howard en la película Turno de noche(1982). Al parecer, Howard insistió en rodar esta cinta antes de abordar la idea de Grazer –y solo al terminarla estuvo dispuesto a empezar con Splash.

Eso sí, no hubo mención a la polémica por la incomprensible censura del trasero de Hannah introducida por Disney+ en la versión de Splash que ofrece este servicio de streaming –y que poco después repitió a su manera Netflix con un plano supuestamente erótico de Regreso al futuro II.

Lo cierto es que Josh Gad se está luciendo con sus impagables reuniones de clásicos ochenteros, y tiene a miles de fans preguntándose cuál será la próxima que nos regale. ¿Gremlins? ¿Indiana Jones? ¿E.T.? ¿Cazafantasmas? ¿La jungla de cristal? ¿Pesadilla en Elm Street? ¿Terminator? ¿El club de los cinco

Nuestra lista de deseos es infinita, pero parece que para el próximo episodio –que tendrá lugar el domingo 31 de mayo– Gad ha optado por avanzar un par de décadas y reunir a las estrellas de El señor de los anillos:

Más historias que te pueden interesar: