El Darwin moderno de Harvard advierte una pendiente descendente de la humanidad

·2  min de lectura

Por Tim McLaughlin y Kanupriya Kapoor

BOSTON, 27 oct (Reuters) - El científico de la Universidad de Harvard que ha pedido que se reserve la mitad del planeta como reserva natural dice que la pendiente de la historia de la humanidad será siempre descendente, a menos que haya una cooperación global para salvar las especies existentes.

Edward O. Wilson, un naturalista de 92 años aclamado como el Darwin del siglo XXI, dijo que la humanidad no está demasiado polarizada para salvar el planeta, incluso cuando algunos de los mayores contaminantes del mundo han tardado demasiado a la hora de reducir las emisiones de carbono y detener el calentamiento global.

Wilson considera que evitar un cambio climático catastrófico -el objetivo de las conversaciones de la ONU sobre el clima que comienzan el domingo en Escocia- y salvar la biodiversidad, es decir, la variedad de especies vegetales y animales del mundo, son dos iniciativas que deben llevarse a cabo conjuntamente.

"Este es el esfuerzo más comunitario, con un objetivo claro y definible que la humanidad ha tenido nunca, y necesitamos conseguir el tipo de cooperación y armonía ética y planificación para que funcione", dijo Wilson a Reuters en una entrevista a las afueras de Boston el 21 de octubre.

"De lo contrario, la pendiente de la historia de la humanidad será siempre descendente".

Hoy en día, las especies se extinguen a un ritmo que no se había visto en 10 millones de años, con alrededor de un millón actualmente al borde de la desaparición. Para limitar la pérdida, las Naciones Unidas han instado a los países a comprometerse a conservar el 30% de sus tierras y aguas para 2030, casi el doble de la superficie que actualmente está bajo alguna forma de protección actualmente.

El llamado objetivo "30 por 30" se inspira en parte en el "Proyecto Media Tierra" de Wilson. Esbozado por primera vez en 2016, pide que se proteja la mitad de la tierra y el mar del planeta para que haya suficientes ecosistemas diversos y bien conectados para invertir el curso de la extinción de las especies.

"La cuestión es que la naturaleza humana no ha cambiado lo suficiente. Nuestras más fuertes propensiones de naturaleza social tienden a desfavorecer la vida de la mayoría de las otras especies", dijo Wilson.

La humanidad sigue resolviendo problemas quemando materiales -carbón y petróleo- dejados por antiguos organismos, dijo Wilson, y denunció la continua exploración y quema de combustibles fósiles, que amplifica la destrucción de la biodiversidad.

El grupo de los 20 países ricos sigue dividido en cuanto a la eliminación progresiva del carbón y el compromiso de limitar el calentamiento global a 1,5 grados por encima de las temperaturas preindustriales. Los países del G20 representan el 80% de las emisiones mundiales, pero los grandes contaminadores, como China e India, también se han atrincherado hasta ahora.

(Reporte de Tim McLaughlin; reporte adicional de Kanupriya Kapoor en Singapur; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.