Darias, sobre las medidas antiabortistas de Vox: "No vamos a permitir ningún retroceso"

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una imagen de archivo.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una imagen de archivo.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, en una imagen de archivo.

Reacción veloz y contundente en el Gobierno tras conocerse que la Junta de Castilla y León va a implantar una serie de medidas antiabortistas, anunciadas por el vicepresidente Juan García-Gallardo (Vox). Según el político de la formación ultra, que gobierna en coalición con el Partido Popular de Alfonso Fernández Mañueco, el Sacyl (servicio sanitario de la comunidad) va a contar con un protocolo de derivación a los equipos de salud mental de mujeres embarazadas “que lo requieran”.

También ofrecerán una cuarta ecografía en el primer trimestre del embarazo para que los progenitores puedan “escuchar el latido del bebé” y una ecografía 4D antes de interrumpirlo.

Este Gobierno de progreso defenderá los derechos de las mujeres y no permitirá ningún retroceso que atente contra la salud sexual y reproductiva de las mujeres en este paísCarolina Darias, ministra de Sanidad

A las primeras críticas de ministros del Ejecutivo que se sucedieron tras el anuncio se ha sumado la firme declaración que la titular de Sanidad, Carolina Darias, ha realizado a El País y en la que asegura que no habrá ni un paso atrás en pérdida de protección de derechos de las mujeres. Tal y como expone el citado diario, Darias ha subrayado que “este Gobierno de progreso defenderá los derechos de las mujeres y no permitirá ningún retroceso que atente contra la salud sexual y reproductiva de las mujeres en este país”.

Cabe destacar que de su departamento se han impulsado normas que caminan en una dirección contraria a lo anunciado en Castilla y León, como fue la ley que modifica el Código Penal con el fin de castigar el acoso a las mujeres que acuden a las clínicas a interrumpir de forma voluntaria su embarazo, un delito que estará penado con tres meses a un año de prisión o trabajos en beneficio de la comunidad. Y una modificación legal a la que se opusieron tanto Vox como Partido Popular.

Respuesta contundente de PSOE y UP

Las ministra de Igualdad, Irene Montero, y la de Turismo, Reyes Maroto, han considerado un ataque a los derechos de las mujeres las medidas para disminuir los abortos en Castilla y León anunciadas por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), aunque matizadas luego por la Consejería de Sanidad.

Estas son las alianzas de Feijóo. Esto es el PPIrene Montero, ministra de Igualdad

Ambas ministras se han expresado así sobre el anunciado protocolo de derivación a los equipos de salud mental de mujeres embarazadas “que lo requieran”, como fórmula para prevenir abortos. “Lo llaman moderación, por no decir arrebatar derechos a las mujeres. Estas son las alianzas de Feijóo. Esto es el PP”, ha expresado Montero a través de las redes sociales.

¿Este es el coste que tiene que pagar el PP para seguir gobernando?Reyes Maroto, ministra de Industria y candidata del PSOE a las municipales madrileñas

Por su parte, en declaraciones a los medios en un acto en Madrid de la compañía aérea Iberia, Maroto ha opinado que se trata de “un ataque intolerable” contra las libertades en Castilla y León, con el fin, ha lamentado, de “intimidar a las mujeres para que no ejerzan su derecho”. Asimismo, se ha preguntado “si este es el coste que tiene que pagar el PP para seguir gobernando” en la región.

¿Dónde está Mañueco?Andrea Fernández, secretaria de Igualdad del PSOE

Por su parte, la secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández, también se ha pronunciado y ha escrito en Twitter que se le “abren las carnes” con este protocolo: “Esto solo va a generar situaciones de dolor y sufrimiento, en la prestación de un servicio que en Castilla y León ya es intencionadamente deficitario”, ha dicho. “Las mujeres no necesitamos la tutela de este individuo (García-Gallardo). ¿Dónde está Mañueco?”, se ha preguntado la socialista.

La Consejería de Sanidad asegura que “el protocolo va a seguir igual”

La Consejería de Sanidad en Castilla y León, cartera que dirige el PP, ha matizado las medidas sanitarias anunciadas este jueves por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox), para la atención a los embarazos y ha asegurado que “el protocolo va a seguir igual”.

Fuentes de la Consejería han indicado a EFE que no se obligará a los médicos a ofrecer una ecografía entre la sexta y la novena semana para que la embarazada escuche el latido fetal ni tampoco una ecografía 4D si no es por sospecha de alguna anomalía, dos medidas que el vicepresidente anunció como recursos para disuadir de abortar.

El protocolo seguirá como hasta ahora, con la primera ecografía a las 12 semanas. Y las ecografías 4D solo se harán, si lo decide el facultativo por la sospecha de alguna anomalía, en el cuarto trimestre, han asegurado desde la Consejería de Sanidad.

Ofrecen una visión diferente y son medidas para fomentar la natalidad como está recogido en el acuerdo GobiernoAlejandro Vázquez (PP), consejero de Sanidad de CyL

En cuanto al refuerzo de la atención psicológica para las embarazadas, Sanidad ha explicado que esto ya existe en el protocolo actual: “Tanto a las mujeres que desean continuar con su embarazo como a las que quieren interrumpirlo se les ofrecen todos los recursos sanitarios disponibles, entre ellos el psicólogo clínico, el trabajador social y la matrona”, han indicado.

Preguntado en Burgos por las medidas anunciadas por García-Gallardo, el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez (PP), se limitó a decir que lo que aportan de nuevo es que “ofrecen una visión diferente y son medidas para fomentar la natalidad como está recogido en el acuerdo Gobierno” de los dos partidos, sin entrar en detalle.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

RELATED