Daniela, hija de Héctor Parra, ya no considera a Alexa como hermana

CIUDAD DE MÉXICO, enero 23 (EL UNIVERSAL).- Han pasado un año siete meses desde que Héctor Parra permanece en prisión preventiva, tras ser acusado por su hija menor, Alexa, por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores, motivo por el que su primogénita, Daniela Parra -quien defiende a su padre-, estimó que la relación con su hermana se ha acabado pues, si bien, al inicio de este proceso legal manifestaba cariño por ella, ahora asegura que no puede querer a alguien que la ha lastimado tanto.

"Ventaneando" entrevistó a la hija mayor de Héctor Parra, Daniela, quien ha estado apoyando al actor desde que fue acusado de abuso sexual, a finales del 2020, cuando su hermana menor Alexa denunció haber sido víctima de su progenitor de los seis a los 14 años, época en la que presuntamente su padre habría realizado tocamientos indebidos hacia su persona.

Durante la conversación con el programa, Daniela confió que sigue vendiendo tamales, junto a su pareja Diego Hopster, forma en la que han solventado los gastos del proceso legal desde hace más de u año, pues todo lo sucedido puso en una situación económica comprometida a la familia del actor.

En este sentido, Daniela aclaró que aunque las abogadas de su padre son "pro-bono", es decir, que no cobran por trabajar en el caso, hay otros gatos de los que se tiene que encargar.

"Ya regresamos con los tamalitos chidos", dijo la joven de 24 años. "Ustedes saben que las abogadas de mi papá son 'pro-bono', entonces, en realidad a ellas no les pago como tal, pero sí pagamos muchas otras cosas que son sus transportes, sus comidas y viáticos", detalló.

Daniela se mostró entusiasta sugiriendo que, en este momento, se encuentra muy bien y a la espera de que se establezca una fecha para que se lleve a cabo la audiencia de su padre, quien entró a prisión el 15 de junio del 2021, casi cinco meses después de que se dieran a conocer los señalamientos en su contra.

"Estamos esperando a que nos den una fecha, ya nos toca a nosotros, ya nos toca ir a audiencia, ya nos toca ir de testigos", dijo y además expresó que tanto ella como su padre tiene la confianza de que el juez tomé la decisión correcta en este caso.

Luego de todo lo que ha pasado, Daniela dijo haber reconsiderado el sentimiento que existe de ella hacía su hermana, pues en junio del año pasado, cuando su cumplió un año del encarcelamiento de su padre, la joven declaró que tenía la esperanza de que Alexa entrara en razón y hablar con la verdad.

"Te recuerdo con todo mi corazón y espero que un día no muy lejano puedas ver la verdad", refirió en un video que compartió en sus redes sociales en ese momento.

Pero ahora, parece que la situación ha cambiado, pues expresó que luego de pensarlo, se percató de que no puede mantener una buena relación con su hermana menor, derivado de los acontecimientos.

"Lo he pensado mucho… yo sí soy consciente de lo que digo y lo que hago y para mí una hermana, un familiar, no te lastima de esa manera", consideró.

"Hemos pasado momentos horribles y esto que les digo de cortar lazos no crean que se los digo así nada más, fue tiempo de pensarlo, de llorarlo", pues aseguró que, ante esta situación, no podría perdonar.

"Yo no puedo perdonar que me lastimen así y tampoco que lastimen a mi papá, a ver si ellas se pueden perdonar por lo que nos están haciendo", precisó.

Además, sugirió que ni Alexa ni su madre Ginny Hoffman han estado al pendiente del proceso legal.

"Nosotros vamos a las audiencias, estamos con los abogados todo el tiempo y las interesadas deberían de ser ellas, que ni siquiera llegan sus abogados a la audiencia", señaló.

También habló de cómo se encuentra su padre, al que dijo ver "bien" pero con muchos deseos de salir de prisión. "Claramente ya casi pasan dos años, entonces ya le urge, claramente, salir".