Daniel Scioli: “Con Lula se abre una agenda muy intensa en la relación con Brasil”

Daniel Scioli
Daniel Scioli

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llega a Buenos Aires y el embajador argentino en ese país, Daniel Scioli, celebra que haya elegido este destino como su primer viaje internacional. “Desde lo humano y lo político es una visita relevante, se abre una nueva etapa y una nueva agenda en el vínculo bilateral”, afirma el exgobernador bonaerense y actual representante diplomático, que tejió desde Brasilia y durante largos meses el ambicioso acuerdo de integración que este lunes firmarán Lula y el presidente Alberto Fernández, en Casa Rosada.

Comienza la cumbre de la Celac y representa un desafío para el “equilibrismo” internacional del Gobierno

-¿Qué le despierta la llegada del presidente de Brasil?

-Una satisfacción enorme, desde lo humano y lo político, y que toca además a mi responsabilidad como embajador. Lula es, en lo humano, un testimonio de lucha, de superar las adversidades. En lo político, es trascendente por lo que representa para la región, a partir de mañana se abre una agenda ejecutiva, comercial muy intensa en beneficio de ambos países.

-En el acuerdo se habla de una integración en materia energética profunda, y también de la posibilidad de una moneda común…

-Son muchos y muy variados los sectores en los que vamos a trabajar juntos, están la energía y las finanzas, pero también vamos a trabajar en materia de salud, defensa, ciencia y tecnología, además de reactivarse todas las mesas bilaterales que se habían frenado. Que Lula haya elegido a la Argentina como su primer viaje internacional, que venga acompañado por parte de su gabinete y una delegación de 50 empresarios, que se quede tres noches en el país, son todos signos muy positivos, generan mucha expectativa. De todos modos, no nos olvidemos de que el de Brasil es un gobierno que asumió hace quince días y tuvo en el medio un intento de golpe de Estado; hay áreas en las que todavía no asumieron las autoridades. Comienza una nueva etapa de la relación bilateral.

-¿Qué supone el acuerdo en materia energética?

-Es un acuerdo que beneficia a ambas partes. Brasil necesita tener gas a precios más competitivos; nosotros necesitamos vender más producción. Ya pusimos en marcha la construcción del gasoducto [Néstor Kirchner] y a mitad de año estará terminada la primera etapa. Este acuerdo va a tener un impacto muy positivo en las dos economías. Y en el encuentro con empresarios argentinos y brasileños se van a despejar todas las dudas, tanto en este tema como en otros.

-En una declaración publicada este domingo, ambos presidentes hablaron de avanzar en una unidad monetaria, ¿cómo se instrumentaría?

-Se está trabajando en eso, creo que este lunes se sentarán las bases con un primer paso, hay objetivos muy importantes en el mediano y largo plazo.

-¿Con Lula y Fernández en el poder habrá un relanzamiento del Mercosur? Argentina y Brasil tuvieron problemas recientes con la decisión de Uruguay de buscar acuerdos extra zona…

-Hay una voluntad clara de fortalecer el Mercosur. La idea es generar un nuevo impulso, fomentando el comercio entre los distintos bloques, respetando el Arancel Externo Común y buscando nuevos acuerdos como bloque. La visita de Lula al presidente [Luis] Lacalle Pou en Uruguay [el próximo miércoles] va a influir para armonizar los vínculos dentro del Mercosur.

-¿Lula podría promover el ingreso de la Argentina a los Brics?

-Sí, en su momento Lula verbalizó una declaración de apoyo al ingreso de Argentina, aunque hay que tener en cuenta que el Brics está integrado por otros países. Se va a seguir trabajando en ello.

-¿La presencia de Lula y su retorno a la Celac influyó en la asistencia perfecta que habrá en la cumbre del martes?

-Sí, pero por sobre todo por la dinámica que le imprimió Alberto a la Celac. Somos además el país anfitrión.