Daniel Radcliffe: "Me encanta el ritmo de la televisión"

Agencia EFE

Los Ángeles (EE.UU.), 6 may (EFE).- El mundo entero se enamoró de él en los cines cuando dio vida a Harry Potter, pero Daniel Radcliffe, que ahora es el fichaje estrella de la comedia televisiva "Unbreakable Kimmy Schmidt", aseguró a Efe que le encanta "el ritmo" y el dinámico ambiente de trabajo de la pequeña pantalla.

Tras las risas surrealistas de "Miracle Workers", Radcliffe (Londres, 1989) continúa abriéndose camino en la televisión con "Unbreakable Kimmy Schdmit", que después de cuatro temporadas regresa a Netflix el 12 de mayo con un episodio interactivo en el que el público podrá elegir cómo se desarrolla la historia que enfrenta a Kimmy (Ellie Kemper) y el reverendo Wayne (Jon Hamm).

Radcliffe, al que le acompaña una merecida fama de humildad y extrema amabilidad en un Hollywood acostumbrado a los caprichos e impertinencias de las estrellas, habló con Efe sobre "Unbreakable Kimmy Schmidt: Kimmy vs the Reverend" en una de esas singulares entrevistas que ha provocado la pandemia: confinado, por videoconferencia y desde la cocina de su casa.

Pregunta: ¿Cómo lleva la cuarentena?

Respuesta: Estamos en una situación afortunada: estamos en casa y juntos. Tengo amigos que están solos y amigos con hijos que ahora tienen clases desde casa, así que tenemos una buena situación aquí. Y, toco madera, toda nuestra familia está bien por ahora.

P.- Después de verle durante muchos años en la gran pantalla, últimamente ha aparecido bastante en series, primero con "Miracle Workers" (2019-2020) y ahora con "Unbreakable Kimmy Schmidt". ¿Qué es lo que encuentra atractivo de la televisión?

R.- Me encanta el ritmo al que se mueve la televisión: disfruto mucho trabajando así de rápido. Creo que es por las películas de Harry Potter y otras muchas cintas que se hacen muy despacio. Así que me lo paso muy bien en series o películas "indies" donde simplemente estás todo el rato trabajando y es muy divertido.

Y, honestamente, tanto en "Miracle Workers" como en esta creo que hay calidad en la comedia de sus guiones. Me siento muy afortunado de haber podido trabajar con estos guionistas.

Tina Fey (cocreadora de "Unbreakable Kimmy Schmidt") estuvo en "Saturday Night Live" durante mucho tiempo. Y Simon Rich ("Miracle Workers") también. Me parece que tienen una sensibilidad cómica parecida.

P.- Un capítulo interactivo parece algo bastante singular. ¿Cuáles fueron los principales desafíos de hacer una producción así?

R.- Lo primero, si te dan una copia física del guion, es lo más grande que hayas visto: tiene versiones completas de cada escena. Es como un árbol genealógico en el que empiezas con dos opciones. Eso lleva a dos opciones más, así que ya son cuatro. Y de ahí solo va creciendo, creciendo y creciendo...

Y, bueno, como actor lo único que tienes que hacer es aprenderte las cuatro variantes de escenas (...). Pero cómo escribes un episodio así y cómo lo montas, no tengo idea. Es un tipo de ejercicio alucinante que estoy muy muy contento de que no sea mi labor...

Lo que recomiendo a la gente, si quieren verlo un par de veces, es que jueguen un poco con las posibilidades. Por ejemplo, la primera vez imagina que eres una muy buena persona que se comporta de forma ética y juegas así. Y en la siguiente, imagina simplemente que eres una persona terrible que quiere vernos hacer cosas terribles y lo juegas de esa manera.

P.- En Hollywood continúa el debate acerca del "streaming" y las salas, y hay gente que piensa que Netflix es algo así como el enemigo del cine. ¿Qué opina del rol de las plataformas?

R.- Entiendo que los directores que ahora están entre la veintena y los 40 años todavía son gente que cuando eran jóvenes fueron mucho al cine. Así que comprendo a todas esas personas a las que le gusta hacer películas para la pantalla grande. Creo que esa experiencia es todavía muy importante y a mí también me encanta.

Pero también pienso que soy ligeramente pragmático sobre esto, en el sentido de que hago películas por encima de todo para que las vea la gente. Y me importa algo menos cómo las veas que el hecho en sí de que las veas.

Creo que coexistirán, con suerte, durante mucho tiempo y no pienso que el cine vaya a morir en el futuro próximo. Pero sí creo que llevar lo que hago a cuanta más gente sea posible es lo que en último término me parece más importante.

David Villafranca

(c) Agencia EFE