Daniel Ortega arremetió contra la comunidad internacional tras el fuerte rechazo a su reelección

·4  min de lectura
El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), partido de Daniel Ortega, obtuvo un 75,92% de los votos en las elecciones presidenciales del domingo
CESAR PEREZ

MANAGUA.- Daniel Ortega habló por primera vez tras su tercera reelección como presidente de Nicaragua y acusó al gobierno de España y a la Unión Europea (UE) de “fascistas y nazis”, así como a Estados Unidos de querer “adueñarse” del país que lidera. Los políticos opositores que fueron encarcelados por el régimen sandinista también recibieron críticas. “Son hijos de perra del imperialismo yanqui”, afirmó el mandatario nicaragüense.

Ortega, que se mantiene en la presidencia tras las cuestionadas elecciones del domingo en las que su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), obtuvo un 75,92% de los votos, aprovechó ayer un discurso en el marco del 45° aniversario del fallecimiento del militante sandinista Carlos Fonseca para reivindicar su “gran victoria”.

El mandatario nicaragüense arremetió contra la comunidad internacional al denunciar la “política intervencionista, expansionista y colonialista” de Estados Unidos y de los “países europeos”, en un rechazo a las advertencias de estas naciones sobre la falta de garantía democrática en el proceso electoral del país.

Ortega está en el poder desde hace 14 años y sumará otros cinco a partir del 10 de enero, cuando inicie su cuarto mandato
Ortega está en el poder desde hace 14 años y sumará otros cinco a partir del 10 de enero, cuando inicie su cuarto mandato


Ortega está en el poder desde hace 14 años y sumará otros cinco a partir del 10 de enero, cuando inicie su cuarto mandato

Así, tildó de “fascistas”, “descendientes del franquismo” y “hermanos de Hitler” al gobierno de España y a la Unión Europea. “Es hora ya de que Europa entienda de una vez por todas que en estas tierras, en estos pueblos, en estas naciones, que aquí en Nicaragua, gobierna el pueblo nicaragüense y no los gobiernos europeos”, clamó Ortega desde la Plaza de la Revolución de Managua, la capital nicaragüense.

”Esa es la democracia en Europa”, lamentó el presidente electo, al decir que en la UE “están gobernando en la mayoría fascistas”. Y agregó, en referencia a Venezuela, Cuba y Bolivia: “En el Parlamento Europeo la mayoría son fascistas, nazis, por eso tanto odio por pueblos que luchan por la independencia”.

“Hermanados con [Adolfo] Hitler, hermanitos de Hitler, están allí gobernando y ahora andan queriendo formar una internacional del fascismo, aquí en nuestra América, los dirigentes de esos partidos fascistas españoles”, continuó.

Ortega también afirmó que Nicaragua se encuentra “bajo la amenaza y las agresiones del imperio yanqui” e indicó que “independientemente de quién llegue al gobierno de Estados Unidos”, son “los poderes militares y económicos los que deciden”, por lo que, a su juicio, hay “tanta guerra” y “tanta tragedia”.

Ciudadanos nicaragüenses exiliados en Costa Rica realizan una manifestación contra las elecciones en Nicaragua
EZEQUIEL BECERRA


Ciudadanos nicaragüenses exiliados en Costa Rica realizan una manifestación contra las elecciones en Nicaragua (EZEQUIEL BECERRA/)

El líder del partido sandinista también vinculó al gobierno de Joe Biden con los políticos encarcelados que pretendían disputarle la presidencia. Según él, los dirigentes son “vende patrias” e “hijos de perra del imperialismo yanqui” que “invitaban a las tropas yanquis” al país porque “quisieran que invadieran ya Nicaragua”.

Además, Biden, a juicio de Ortega, “debería avergonzarse” y “pedir perdón” por los “crímenes” cometidos por Washington “en Nicaragua, América Latina y en el mundo”.

En este sentido, el Presidente advirtió que Nicaragua “nunca más” volverá a estar “un coronel gringo” o “militares gringos contando los votos” en el Consejo Supremo Electoral.

”Le exigimos a las potencias que nos viven amenazando continuamente, que amenazan a todo el mundo, que este es un país de paz”, agregó Ortega, extendiendo el alcance de sus críticas a otros gobiernos mundiales.

Siete candidatos presidenciales se encuentran encarcelados y no pudieron participar de las elecciones de ayer en Nicaragua
OSWALDO RIVAS


Siete candidatos presidenciales se encuentran encarcelados y no pudieron participar de las elecciones de ayer en Nicaragua (OSWALDO RIVAS/)

Las elecciones de Nicaragua, que se celebraron ayer, estuvieron atravesadas por detenciones arbitrarias de activistas y periodistas, entre otros actos de hostigamiento, coacción y violencia política. También el derecho a la libertad de prensa fue controvertido, en tanto los medios de comunicación han denunciado restricciones y obstáculos en el ejercicio de su labor. En efecto, periodistas de Le Monde y The Washington Post indicaron que no fueron autorizados a ingresar a Nicaragua.

Ante ello, la UE ha exigido al mandatario -que inicia su nuevo mandato en enero de 2022- “devolver la soberanía” al pueblo de Nicaragua y ha condenado los comicios “antidemocráticos” en el país centroamericano.

Ortega y su mujer y vicepresidenta Rosario Murillo festejaron el triunfo en la Plaza de la Revolución, con cantos y bailes. Estaban acompañados en el estrado por jefes militares.

El presidente, que el jueves cumple 76 años, está en el poder desde hace 14 años y sumará otros cinco a partir del 10 de enero, cuando inicie su cuarto mandato.

Agencias DPA y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.