Daniel Arroyo adelantó su visita a Salta tras la muerte de tres menores

LA NACION

El ministro de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo, viajó ayer de urgencia a Salta para relevar la situación crítica que atraviesa la provincia, luego de que se confirmara la tercera muerte de un menor en menos de una semana. Las causas de los fallecimientos aún están bajo investigación y todavía no fueron informadas, pero el gobernador Gustavo Sáenz fijó medidas para paliar la grave situación social en las zonas donde fallecieron los niños. Las autoridades no descartan que se haya tratado de casos de desnutrición.

El funcionario nacional ya tenía planificado el viaje a la provincia para celebrar la firma del convenio para la entrega de las tarjetas del plan Alimentar, lanzado la semana pasada y cuyo acuerdo se iba a rubricar el 23 de enero, pero que finalmente se firmó anoche. Los fallecimientos obligaron a los funcionarios a modificar la agenda. Se espera que las tarjetas alimentarias alcancen en Salta a unas 65.000 personas.

Por ello, el gobernador Sáenz convocó al ministro para recorrer el norte de la provincia y supervisar la situación que provocó la muerte de los menores.

La gobernación desplegó tres grupos de funcionarios del gabinete social a la zona de Santa Victoria Este y al departamento San Martín, para verificar el estado de los pobladores.

En ese sentido, según comunicó la Secretaría de Prensa y Comunicación de la provincia, el gobernador Sáenz y el ministro Arroyo firmaron anoche el convenio de colaboración para implementar la tarjeta alimentaria, un acuerdo que ya se había rubricado en otros distritos como la provincia de Buenos Aires y Chaco, la semana pasada.

Situación crítica

El ministro Arroyo espera tener firmados los convenios -contemplados en el plan nacional Argentina Contra el Hambre- en todo el país para marzo.

Si bien estaba previsto que los acuerdos con las provincias se empezaran a firmar en marzo, el ministro de Desarrollo Social sostiene que la situación económica apremiante obligó a adelantar los procesos.

Por la gravedad de la situación en Salta, el flamante gobernador Sáenz resolvió convocar a un comité de crisis y reforzar la región con mayor presencia de profesionales de las áreas de Salud, Seguridad y Desarrollo Social de su administración. También se comunicó con Alberto Fernández para pedirle asistencia. El Presidente ordenó enviar cuanto antes los equipos de Desarrollo Social.

El gobernador también anunció el envío de asistencia a los pobladores y la implementación de medidas urgentes para la garantizar la provisión de agua potable en el lugar.

El gobierno provincial reaccionó, así, a la muerte de un niño el 7 pasado en el hospital materno infantil y de otro menor el sábado, en la misión El Quebrachal. En la tarde de ayer, en tanto, medios provinciales informaron sobre la muerte de un tercer niño y el comienzo de una investigación para determinar las causas.

Según informó anteayer la ministra de Salud de la provincia, Josefina Medrano, durante una conferencia de prensa, Sáenz citó "a una reunión de gabinete de urgencia, a los fines de tomar las medidas necesarias para avanzar en la prevención de este tipo de situaciones".

Además de Arroyo, la funcionaria especificó que también iban a viajar a Salta autoridades del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, equipos de "asistencia crítica" y personal del plan Alimentar.

En este contexto, el jefe provincial destacó anteanoche la ayuda del gobierno nacional. "Agradezco al presidente de la Nación por la respuesta rápida e inmediata y por poner a disposición a todo su equipo de Desarrollo Social para acompañarme mañana [por hoy] al norte provincial", escribió Sáenz en Twitter. El mandatario agradeció también a Arroyo y al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.