Ataque con arco y flecha en Noruega parece ser un "acto terrorista": policía

·2  min de lectura
Un hombre mata a varias personas en Noruega en ataques con arco y flecha, en Kongsberg

Por Victoria Klesty

KONGSBERG, Noruega, 14 oct (Reuters) -Un ataque con arco y flecha que dejó cinco muertos en una ciudad noruega parece haber sido un "acto terrorista", dijo la policía el jueves, un hecho que habría sido responsabilidad de un danés converso al Islam.

Los investigadores identificaron al sospechoso como Espen Andersen Braathen, un hombre de 37 años que vive en el municipio de Kongsberg, donde tuvieron lugar los ataques el miércoles por la noche.

Un abogado de la policía dijo a Reuters que Braathen había reconocido haber matado a las víctimas. Su abogado solo confirmó que Braathen estaba cooperando con la fuerza y dando una declaración detallada de los hechos.

La policía estaba preocupada por los signos de radicalización en el sospechoso antes de los ataques, llevados a cabo con arco y flechas y otras armas, dijo un oficial de alto rango.

Las banderas ondearon a media asta en Kongsberg después de la muerte de cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años. Otros tres, incluido un oficial de policía fuera de servicio, resultaron heridos.

El residente de Kongsberg Markus Kultima, de 23 años, que trabaja en una cervecería, fue testigo de partes del ataque.

"Vi a un hombre que caminaba con una flecha en la espalda", dijo Kultima a Reuters. Comentó que fue el oficial fuera de servicio quien le dijo que se dirigiera a casa.

"Tuve que caminar en la dirección de donde venía ese tipo", dijo Kultima.

Braathen está bajo custodia y se cree que actuó solo, dijo la policía. Un tribunal decidirá el viernes cuánto tiempo la policía puede mantenerlo bajo custodia.

"Los eventos en Kongsberg parecen ser un acto terrorista", dijo la policía en un comunicado, agregando que la investigación determinaría el motivo.

El jefe de la policía regional, Ole Bredrup Saeverud, dijo que el sospechoso se había convertido al Islam y que la fuerza había estado previamente en contacto con el hombre en relación con problemas relacionados con la radicalización.

"Había preocupación por su radicalización ... Se hizo un seguimiento de esos informes", dijo Saeverud sin dar más detalles.

El número de muertos fue el peor de cualquier ataque en Noruega desde 2011, cuando el ultraderechista Anders Behring Breivik mató a 77 personas, la mayoría de ellas adolescentes en un campamento juvenil.

(Información adicional de Terje Solsvik, Gwladys Fouche y Nerijus Adomaitis; Editado en español por Rodrigo Charme)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.