Damnificados del terremoto 7-S bloquean bancos en Juchitán

JUCHITÁN, Oax., noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- Los damnificados juchitecos del sismo del 7 de septiembre de 2017 bloquearon este martes el acceso a la mayoría de las sucursales bancarias que operan en esta ciudad del Istmo de Tehuantepec, para exigirle al gobierno saliente de Oaxaca que libere los apoyos destinados a la reparación de los daños parciales que tuvieron sus viviendas.

"Sí, reconocemos que con esta medida afectamos a terceros, igual como cuando hemos bloqueado carreteras, pero ¿quién o quiénes del gobierno estatal o federal ha atendido nuestra demanda? ¿Quién o quiénes se han preocupado por nosotros los damnificaos?", preguntó el coordinador de los damnificados, Armando Pineda Peralta.

Como resultado del bloqueo a las sucursales bancarias, decenas de cuentahabientes no pudieron realizar sus operaciones, ni siquiera para retirar dinero en efectivo en los cajeros automáticos.

Lo anterior porque frente a las sucursales, desde las nueve de la mañana se apostaron grupos de 15 personas, entre hombres y mujeres que impidieron el ingreso de los cuentahabientes.

Pineda Peralta lamentó que las autoridades de la Secretaría General de Gobierno (Segego) y la Comisión Estatal de Vivienda (Cevi) se oculten, que no den la cara y que "se quieren robar el dinero de los damnificados que estaba comprometido desde 2019".

"También, lamentamos que los funcionarios federales de la 4T nos den la espalda. Todos son iguales", denunció sobre la falta de respaldo del gobierno federal.

Desde mayo de este año, los mil 100 damnificados de Juchitán que fueron incluidos en un segundo censos con viviendas con daños parciales arreciaron con sus protestas con marchas, bloqueos de carreteras y plantones en la capital oaxaqueña y sólo obtuvieron ofrecimientos verbales y por escrito de los funcionarios de Cevi y de la Segego, "que no se cumplieron", acusó Pineda Peralta.

Según la asamblea de los damnificados que se realizó el pasado domingo 20 de noviembre, también se acordó que a partir de mañana bloquearán los accesos a las oficinas del gobierno oaxaqueño, como el Registro Civil, Recaudación de Rentas, Vialidad y el Registro Público de la Propiedad.

"Hasta el último día del gobierno saliente, el 30 de noviembre, mantendremos las protestas", advirtió el coordinador.