Damnificados de Tabasco confrontan al secretario de Bienestar

·2  min de lectura

VILLAHERMOSA, Tab., marzo 31 (EL UNIVERSAL).- Damnificados de las inundaciones del año pasado que no han recibido los apoyos prometidos por el gobierno federal encararon a Javier May, secretario de Bienestar, a quien le exigieron la entrega inmediata de esta ayuda.

Los damnificados, quienes llegaron desde las 07:00 horas, bloquearon el acceso al Aeropuerto Internacional de Villahermosa como medida de presión para que se les entregaran los apoyos, además que en algunos momentos empujaron al secretario de Bienestar.

Alrededor de las 12:30 horas, tras el informe de los apoyos entregados que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador y en el que se reconoció que aún faltan por entregar 116 mil paquetes, sin personal de seguridad, Javier May salió a dialogar con los 300 manifestantes, quienes de inmediato lo rodearon.

-"Queremos ver al Presidente, que salga a recibirnos", exigieron.

-"El Presidente ya se fue, yo los puedo atender. Los enseres ya no se los podemos entregar por la veda electoral, pero se les va entregar estos apoyos", contestó May.

Sin embargo, un grupo de manifestantes impidió el paso del secretario de Bienestar y un hombre comenzó a empujarlo, por lo que Javier May pidió que no lo hiciera.

-"No me empujes, no me empujes", expresó el titular de Bienestar.

Tras media hora de diálogo y bajo el intenso sol, el funcionario federal prometió que este lunes por la mañana serán atendidos personalmente por él en las oficinas de la delegación de Bienestar en la capital tabasqueña.

Tanto el gobernador Adán Augusto López y Javier May declararon que esta protesta tenía intenciones político-electorales y que detrás estaba gente del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Policías estatales vestido de civiles detienen a manifestantes

Minutos más tarde, y a pesar de que se disolvió el bloqueo a la entrada del complejo aeroportuario, policías estatales vestidos de civiles detuvieron a tres de los manifestantes que encabezaban la manifestación.

"¿Por qué me llevan, cuál es el cargo?", gritaba Obed Pérez García, uno de los tres hombres detenidos.

Ya dentro de una de las patrullas de la Policía estatal, el manifestante detenido aseguró que no sabía el motivo de su detención.

"No sé por qué me detienen", contestó, mientras un policía lo sometía.