Damnificados de Eta en Honduras comenzarán a recibir ayuda de El Salvador

Agencia EFE
·3  min de lectura

Tegucigalpa, 10 nov (EFE).- La ayuda humanitaria que El Salvador ha enviado para los damnificados que dejó la depresión Eta en el norte de Honduras la semana pasada comenzará a ser entregada este martes, informó una fuente oficial en Tegucigalpa que agradeció al Gobierno y la población del vecino país.

La ayuda, repartida en unos 60 camiones, llegó en la noche del lunes a San Pedro Sula (norte), luego de haber ingresado por el punto fronterizo de El Poy, en el occidente, indicó la designada presidencial (vicepresidenta) María Antonia Rivera.

El ingreso de los camiones con la ayuda enviada por el Gobierno que preside Nayib Bukele fue aplaudido por pobladores de las comunidades por las que cruzaron desde el occidente del país hasta la ciudad de San Pedro Sula, la segunda más importante de Honduras y una de las regiones más afectadas por las graves inundaciones que dejó Eta.

APOTEÓSICO RECIBIMIENTO

En San Pedro Sula, los transportes con la carga fueron recibidos con fuegos artificiales y al grito de "Bukele, Bukele", además de la agitación de banderas de los dos países centroamericanos.

Según la Copeco, al menos 1,8 millones de personas resultaron afectadas en mayor o menor grado por las inundaciones que causó Eta, mientras que los muertos hasta ahora rondan los 60, a los que se suman decenas de desaparecidos.

Varias regiones hondureñas siguen incomunicadas por la ruptura de carreteras y de unos 60 puentes, según la información preliminar que manejan las autoridades de Tegucigalpa.

Uno de los sectores más afectados en la zona norte de Honduras es el que abarca la ciudad de La Lima, cercana a San Pedro Sula, donde todos sus habitantes, más de 100.000, fueron afectados, dijo su alcalde Santiago Motiño, entre lágrimas por los daños que Eta dejó en su municipio.

Según Motiño, entre los damnificados hubo "mujeres que parieron en los techos" a los que se subieron centenares de personas para salvarse de las inundaciones causadas por el fenómeno natural.

La Lima se localiza en el extenso valle de Sula (departamento de Cortés), que quedó convertido en un enorme espejo agua.

En algunas regiones bajas de La Lima y otros sectores adyacentes, el agua cubrió todas las viviendas, al grado de que no se les veía el techo.

El alcalde de La Lima clama por ayuda para los damnificados de su ciudad, que además han sufrido la inundación de los primeros albergues que fueron abiertos.

La ayuda enviada por El Salvador, según la designada presidencial Rivera, será entregada por la Copeco junto con veedores y otros funcionarios que ha escogido el presidente del país, Juan Orlando Hernández.

El domingo, sectores de sociedad civil que recolectaron en Tegucigalpa varios camiones con ayuda humanitaria que llevaron a San Pedro Sula, fueron retenidos por militares en una estación de peaje en Siguatepeque, región central de Honduras, aduciendo que tenía que ser traspasada a la Copeco, según las denuncias de los encargados de la cruzada solidaria a favor de los damnificados.

Después de varios minutos de reclamos de los coordinadores de la ayuda y denuncias en vídeos a través de redes sociales sobre la arbitraria detención, que incluso fue cuestionada por elementos de la Policía Nacional, se autorizó que los contenedores siguieran en su recorrido.

El incidente ha sido criticado en redes sociales por diversos sectores que señalan que el Gobierno pretendía entregar la ayuda como si fuera una acción oficial, a través de la Copeco.

La Copeco es cuestionada por su participación en la compra de equipo y otros requerimientos para hacer frente a la pandemia de covid-19 en los primeros meses de pandemia, en la que presuntamente hubo actos de corrupción, lo que han rechazado sus autoridades.

La covid-19 se comenzó a expandir en marzo en Honduras, donde ha dejado más de 2.700 muertos, mientras que los contagios ya superan los 100.000.

(c) Agencia EFE