Dalex lanza EP "suavecito y romántico" creado en cuarentena

SIGAL RATNER-ARIAS
En esta foto del 17 de octubre de 2019, Dalex posa en la ceremonia de los Latin American Music Awards en Los Ángeles. El cantante de música urbana y R&B lanzó el viernes 19 de junio del 2020 "3 AM", un EP con seis nuevas canciones que escribió y grabó en su casa en Puerto Rico durante la pandemia del coronavirus. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Apenas tres meses después de lanzar “Modo avión”, un álbum que ha generado más de 245 millones de streams combinados en Spotify, Dalex presenta seis nuevas canciones escritas durante la pandemia del coronavirus.

El cantante de R&B y música urbana lanzó el viernes “3AM”, un EP “más suavecito y más romántico” que la producción anterior, según dijo a The Associated Press el jueves, el cual grabó durante la cuarentena en su casa en Puerto Rico.

A diferencia de “Modo avión”, que incluyó colaboraciones con Lenny Tavárez, Annita, Natti Natasha, Farruko, Yemil, Sech, Justin Quiles y Jay Wheeler, Dalex canta solo en todos los temas, desde “Pa encima” — “Quieren que me caiga, quieren que me hunda y yo voy pa encima”, cantó durante la entrevista por Zoom — hasta “Caos”, inspirada en la situación actual, en la que le dice a su pareja que “el mundo va a acabarse hoy” y que ella está más segura a su lado (o en su cama, para ser más precisos).

También están la picante “Syrup de cherry”, en la que dice que quiere bañar a su pareja en jarabe, y la que considera la más romántica del grupo, “Deja vu”, en la que canta “baby yo te bajaría el cielo, pero tú eres una estrella”.

La música ha ayudado a Dalex a mantenerse ocupado durante la crisis sanitaria. El artista, que trabajaba como barbero en Orlando, Florida, cuando firmó su primer contrato discográfico, no sólo ha creado y lanzado más música, sino que ha podido permanecer cerca de sus fans a través de las redes sociales y conciertos virtuales.

Esta no ha sido la misma situación para aquellos que se desempeñan en su antiguo oficio, señaló preocupado.

“Yo sé que fue bien difícil para los barberos en esta pandemia, porque el barbero de eso es lo que vive. No es como alguien que tiene un sueldo... Si el barbero no corta pelo, no está generando dinero para mantener a su familia”, destacó. “Y fue un momento difícil para los barberos, para las estilistas, para todas esas personas en trabajos que, si no atienden al cliente, no ganan dinero”.

A los barberos les debe en cierto modo sus inicios. Dalex contó que aunque se enamoró de la música “de chamaquito” y a los 12 años ya sabía que quería ser cantante, la timidez le impidió inicialmente hacer algo al respecto. Ni siquiera se lo contó a su madre cuando terminó la escuela secundaria y ésta le preguntó qué quería estudiar.

“Lo otro que me gustaba y llamaba mucho la atención era la barbería”, dijo Dalex, quien tenía una tía que también fue peluquera una época. “Así que lo estudié, me gradué de eso”, y a la vez “estaba empezando a grabar las primeras canciones”.

Cuando se mudó a Orlando y consiguió trabajo en una barbería — luego de haber ido una primera vez a esa ciudad y haber “dormido en la calle” y “pasado hambre” — fueron sus compañeros los que le dieron el apoyo e impulso necesarios.

“Los barberos sabían que yo cantaba y cuando iba alguien que ellos sabían que bregaba con música ellos mismos le decían, ‘mira, este chamaquito canta’. Y así mismo fue... Ahí es donde me descubren y me firma una disquera independiente”, recordó.

Pero tampoco surgió de la noche a la mañana, dijo el intérprete, quien inicialmente firmó como parte del dúo Jayma & Dalex.

“Yo te diría que desde que empecé a grabar hasta que pegué mi primer tema pasaron sobre 10 años. Yo hacía música y quería llegar lo más alto que pudiera, pero obviamente siempre estaban las dudas: ‘llevo tiempo ya y todavía no se me da. ¿Se me irá a dar o no?’ Pero seguía, seguía intentando”.

Ese ejemplo de perseverancia es su consejo para los jóvenes que aspiran a una carrera en la música. “Hay muchos chamaquitos que tienen talento también y no se les ha dado todavía. A muchos no se les da porque no siguen intentando”.