Mamá te dio todo sin pedir nada, ahora tú dale lo mejor

Contenido promocional de Movistar
·4  min de lectura
Happy mother with closed eyes meditating in lotus pose on floor trying to save inner harmony while excited children jumping on sofa and screaming in light spacious living room
Mamá lo logra todo, aun en medio del caos.

Mamá te ha dado todo, te enseñó lo que sabes de la vida sin esperar nada a cambio. Es tiempo de retribuirle las noches de desvelo, los permisos imposibles, las comidas deliciosas, y todas esas caricias que te hacían dormir tranquilo.

Pero, sabes, de hecho sí hay algo que puedes hacer por ella y seguro quedará como un gran momento entre ustedes; lo que tú aprendiste de manera casual y natural sobre tecnología y los usos de aplicaciones y redes sociales es el regalo que puedes darle y que seguro atesorará por los momentos que van a compartir.

Ella te enseñó todo y ahora tú puedes ser su guía

Y así como ella te enseñó a montar en bici, tú puedes animarla a contactar a sus amigas en redes sociales; ayúdale (si no sabe aun) a darse de alta en Facebook o en la app que prefiera. Tal vez tenga perfil, pero no sepa rastrear a gente que no ha visto desde hace tiempo. Eso la hará feliz.

Apostamos a que ella te levantó más de una vez cuando te caíste. Pues ahora si la ves algo triste o con falta de entusiasmo, proponle sacar una cuenta en Tik Tok y hacer un video con ella, seguro se van a divertir y, lo más importante, pasarán juntos un rato de calidad, eso es lo que más desea.

Smiling young man with gray-haired old mom or grandmother dancing, laughing. Good friends. Happy bonding loving generations family of senior mother and handsome adult son or grandson moving in dance
Una buena rutina en Tik Tok siempre es pretexto para pasar un buen momento.

En su momento, tu mamá se puso a estudiar contigo para explicarte las tareas que no entendías, qué tal si con esos recuerdos en mente le enseñas cómo editar una foto para su perfil de Instagram o cómo editar fotos y enviarlas a su familia. Incluso, tal vez, a tener como proyecto digitalizar el álbum familiar, pues dicen que recordar es la mejor forma de nostalgia.

Y qué hay de las noches en vela que pasó cuando estuviste enfermo, no se movió de tu lado, qué te parece si le explicas esa app de su celular que tanto ve y no entiende, la que le muestra cómo medir sus pasos y los aspectos generales de su salud, esos de los que ella no te pregunta para no quitarte el tiempo.

¿Se te complicaba leer? A que ella tenía más paciencia que las maestras y pasaba horas explicándote cómo unir el sonido de las sílabas. Con esa misma paciencia estaría bien que le muestres cómo con su teléfono inteligente puede no solo grabar mensajes, si no también dictarlos para revisarlos más tarde sin que se le vaya la idea o se le olvide.

Ni hablar de esos permisos para salir que pensaste que nunca te daría. Pues ahora muéstrale cómo puede ver en una app sus series favoritas cuando no puede estar en casa y pásale tus contraseñas de las plataformas de streaming que tienes, eso es más que darle la contraseña de tu mail a tu pareja.

Comparte con ella tus gustos, tus series favoritas. Ya verás que te sorprenderá.
Comparte con ella tus gustos, tus series favoritas. Ya verás que te sorprenderá.

Y así como ella te dio las llaves del auto mostrándote su confianza, ahora haz lo mismo con ella y dile que hay mil formas de llegar a un lugar, solo tiene que seguir las indicaciones de Google maps, Waze o la app (si aún no las usa) que mejor le acomode. Ya no tiene que llegar a los sitios recordando el camino que siempre tomó o ir al mismo supermercado porque es al que sabe llegar.

Ella te consoló aun cuando se supone que no sabía que te habían roto el corazón y, además, nunca lo mencionó o te hizo sentir mal. Bien, pues si tu mamá es divorciada, soltera, viuda o simplemente no tiene pareja, puedes ayudarla a tener una cuenta en esas redes y apps para conocer gente y salir. No dejes que la vergüenza o que la falta de experiencia le impidan conocer cómo funciona y, tal vez, animarse a conocer gente.

Lo importante es que ella sepa que le importas, que todo lo que dio no se puede pagar, pero que, de alguna manera, es una forma de retribuirle todo lo que se esmeró en enseñarnos cosas, en darnos su tiempo y su amor. Es tiempo de compartir lo que sabemos con el mismo esmero.

Nunca es tarde para compartir tiempo y enseñanzas, y las madres son expertas en enseñarnos cosas aun sin querer, #TeLoMerecesMamá.