El Dakar se fija un horizonte para convertirse en 100% ecorresponsable

Boris DESCARGUES
·3  min de lectura

Un Dakar más ecológico con vehículos más respetuosos con los ecosistemas que atraviesan para hacer frente a las críticas habituales sobre su contaminación. Este es el objetivo que se ha fijado la organización de la mítica carrera, cuya edición de 2021 finalizó el viernes en Arabia Saudita.

"Tenemos una certitud, los coches y los camiones del mañana se moverán con motores eléctricos". Tras la octava etapa, a orillas del Mar Rojo, el director del Dakar, David Castera, desveló una parte de la ruta fijada para convertir su carrera en el Dakar Verde.

En la próxima edición, en 2022, se estrenará una nueva categoría, coches y camiones 100% eléctricos o híbridos.

En 2026, todos los pilotos y equipos participantes deberán contar con vehículos "cero emisiones", quiere decir sin gas de escape. Al final, tras un periodo de conversión tecnológica, el Dakar será 100% eléctrico en el horizonte de 2030.

"El principio de una base de motores eléctricos será el mismo para todos", explicó Castera. "El desafío del mañana es cómo fabricar esta electricidad", añadió.

Los organizadores dejan la puerta abierta a todas las tecnologías existentes o futuras que sirvan para producir electricidad en los motores.

- Puerta abierta -

La marca Audi, que pertenece al gigante Volkswagen, prometió unirse a la aventura con una pequeña estructura, Q-sport, dirigida por Sven Quandt, que a los 64 años conoce perfectamente este mundillo. Estuvo en el origen del proyecto X-raid Mini, la escudería cinco veces ganadora en el Dakar y defensora del título con Carlos Sainz.

¿Cómo funcionará el prototipo de Audi? Quandt se muestra evasivo: "El futuro puede ser el hidrógeno, quizás la microturbina, quizás el híbrido con otro tipo de batería, o una combinación de un poco de todo... Lo que está muy bien es que la organización del Dakar deja la puerta abierta a todas las soluciones técnicas".

Otro proyecto también ha dado que hablar en el presente Dakar: Gen-Z, la formación que une a Cyril Despres, cinco veces ganador de la prueba en moto, y Mike Horn, reputado aventurero sudafricano.

- 1.200 paneles solares -

En esta edición compitieron con un buggy diésel Peugeot con el objetivo de recabar el máximo de datos y permitir la fabricación de un prototipo de coche capaz de funcionar con hidrógeno e integrar la carrera en 2023.

La CEA, comisión francesa de la energía atómica y de las energías alternativas, debe desarrollar la pila de combustible indispensable para el proyecto basado en el hidrógeno, que apunta a la victoria final.

La empresa francesa Vaison-sport se encargará de encajar las piezas del puzzle. "2023 es posible, pero es ya mañana. Hay que llegar al punto de tener un vehículo nuevo con la pila de combustible, reserva de hidrógeno, hay que partir de una hoja en blanco para que marche", señaló Mathieu Parent, responsable del proyecto.

En GCK, la visión es más global. La empresa creada por el piloto de rally y antiguo esquiador Guerlain Chicherit aspira también a tener en 2023 o 2024 un coche con pila de combustible de hidrógeno.

A la espera, la empresa ha permitido al 30% del paddock de Neom (Arabia Saudita) funcionar gracias a 1.200 paneles solares instalados en el desierto. Esta electricidad ha servido para alimentar la pantalla gigante y el centro de prensa.

A pesar de algunos cortes eléctricos, la tecnología parece a punto.

bde/jr/pm/psr