"Si no daba más dinero me podían hacer daño", cuenta una madre migrante que escapó de los coyotes

Migrantes relatan que llevan semanas caminando por todo México, esquivando todo tipo de obstáculos, entre ellos los territorios del crimen organizado, hasta encontrarse con la última y peligrosa frontera, el río Bravo, donde tantos han perdido la vida.