“¿Dónde termina?”: Trump critica la “persecución” del comité del 6 de enero en un mitin en Arizona

·2  min de lectura
El expresidente Donald Trump en un mitin en Arizona. Algunos en la multitud abuchearon su respaldo a Eli Crane (AP)

En un mitin “Save America” del viernes por la noche en Prescott Valley, Arizona, con la intención de mostrar apoyo a los candidatos respaldados por Trump en el estado, el expresidente Donald Trump pronunció uno de sus característicos discursos incoherentes, en el que se aseguró de criticar las revelaciones más recientes del comité del 6 de enero.

Pasaron casi dos horas antes de que Trump por fin mencionara la audiencia del jueves, la octava que se transmitirá públicamente.

“¿Dónde se detiene? ¿Dónde termina?” dijo sobre la investigación de la Cámara. “Nunca lo olviden: todo lo que este establishment corrupto me hace tiene que ver con preservar su poder y control sobre el pueblo estadounidense, por la razón que sea. Quieren dañarme de cualquier forma para que ya no pueda representarlos”.

“Si anunciara que no me postularé para un cargo político, la persecución a Donald Trump se detendría de inmediato”, expresó.

“Vienen por mí porque yo los defiendo”.

El expresidente pareció bastante molesto por el testimonio de dos de sus exempleadas que comparecieron en persona en las audiencias más recientes. De la exsubsecretaria de prensa, Sarah Matthews, comentó: “Anoche vi este engaño en el que esta joven decía: ‘Oh, estoy tan desconsolada’. Pero tres semanas después del 6 de enero, nos escribió una carta que decía: ‘Oh, me encantó trabajar para el presidente. Es tan genial’”.

También mencionó a Cassidy Hutchinson, asistente del exjefe de gabinete Mark Meadows, cuyo impactante testimonio ante el comité dio una idea condenatoria de lo que sucedió en la Casa Blanca en los días previos a los disturbios en el Capitolio.

“Quiero decir, soy el presidente de EE.UU. ¿Se imaginan esta historia inventada?” expresó refiriéndose al incidente en el que supuestamente intentó arrebatarle el volante de la camioneta presidencial a un agente del Servicio Secreto. “Es ficción total”.

Rolling Stone observó que Trump parecía más enojado no por la investigación en sí, sino por las anécdotas poco halagadoras compartidas durante las audiencias, incluidas sus supuestas rabietas infantiles.

“Dicen que tiré comida. Yo no tiro comida en la Casa Blanca. Yo no tiro comida en ningún lado. Me como la comida, lo cual es un problema”, aseguró, en referencia al testimonio de Hutchinson de que había arrojado un plato de comida a la pared. “Tengo demasiado respeto por la Casa Blanca”.

El expresidente estuvo en el mitin en Arizona como demostración de apoyo a la candidata a gobernadora, Kari Lake, y al candidato a senador, Blake Masters, quienes aparecieron en el escenario junto a él.

Master declaró que Trump “literalmente salvó a este país”, y Lake se refirió varias veces a él como “Superman”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.