Dónde están: instalaron casi medio centenar de radares en Punta del Este y disponen altísimas multas para locales y extranjeros

Los radares pedagógicos instalados en el Puente de La Barra, donde la máxima para circular es 30 km/h
Los radares pedagógicos instalados en el Puente de La Barra, donde la máxima para circular es 30 km/h - Créditos: @Gentileza IDM

PUNTA DEL ESTE.- Los veraneantes, históricos o debutantes, se sorprendieron al arribar al balneario uruguayo esta temporada estival. El alto flujo de vehículos, en línea con un verano con expectativas altas y óptimas proyecciones, se topó con una nueva implementación en los caminos del Este.

La intendencia de Maldonado implementó nuevos dispositivos de fiscalización electrónica para regular (y multar, si fuera necesario) la velocidad de circulación. Previo a la señalización tanto en el asfalto como en cartelería vertical, la intendencia de Maldonado instaló una suerte de tótems que registran la velocidad a la que circulan los vehículos en distintos puntos del departamento. El objetivo, claro está, es aplicar sanciones a todos los rodados que se excedan de los límites permitidos .

A pesar de que en un principio circuló entre turistas que los vehículos extranjeros serían exceptuados de potenciales sanciones, LA NACION supo por autoridades municipales que todos los rodados que infrinjan el máximo permitido deberán enfrentar el pago de multas.

Todas las violaciones a las normas de tránsito constatadas a través de los dispositivos de fiscalización electrónica serán sancionadas”, determinaron desde la secretaría de Tránsito y Transporte de la intendencia de Maldonado.

Una camioneta en infracción, por la ruta Interbalnearia
Una camioneta en infracción, por la ruta Interbalnearia - Créditos: @Gentileza IDM

Según explicaron autoridades, la aplicación de contravenciones y multas que correspondan se fijarán de dos maneras. Si los vehículos están empadronados en Uruguay, los datos se pasarán a cargar en el Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (SUCIVE), por lo que se exigirá el pago de las obligaciones generadas a los titulares de los vehículos.

Por otro lado, los veraneantes que circulen en el departamento de Maldonado con vehículos extranjeros deberán enfrentar la exigencia de pago a través de controles en la vía pública, por parte de personal municipal.

Además, según informaron autoridades a este medio, se reforzarán los controles en los pasos de frontera a través de acuerdos con el ministerio del Interior y Migraciones, para exigir el pago de sanciones a quienes hayan incumplido con las máximas de velocidad.

Según explicó el Director de Tránsito y Transporte de Maldonado, Juan Pigola, a LA NACION, el sistema de multas todavía no se habilitó. “[Los radares] están habilitados para generar la contravención, falta que tecnológicamente sincronicen y suban la información de forma automática al sistema nacional”, señaló, y aseguró que estarán operativos en breve. “Son plazos muy efímeros”, señaló.

Dónde están los radares

En los dos puentes de La Barra, los tan característicos accesos ondulantes que este año fueron noticia después de que uno estuviera cerca del colapso, se fijó una máxima de circulación de 30 kilómetros por hora. Además de los radares y las cámaras, quienes circulen por esa vía registrarán una torre (llamado radar pedagógico) que arroja al conductor la velocidad a la que circula. Si está excedido del índice permitido, el número se muestra en rojo, mientras que si está habilitado el número se pone en verde.

Todos los radares de control de velocidad se encuentran distribuidos en el corredor del Este: desde Punta Ballena hasta José Ignacio. El casi medio centenar de dispositivos pueden ser encontrados en muchos de los más característicos puntos de alta afluencia de personas. En la parada 30 de la Playa Brava, por ejemplo, no solo se instalaron los fiscalizados digitales de velocidad, sino hasta una loma de burro para obligar a los conductores a circular más despacio por la rambla.

“Están instalados en los llamados puntos negros”, aseguró el funcionario.

Los radares pedagógicos instalados en el Puente de La Barra, donde la máxima para circular es 30 km/h
Los radares pedagógicos instalados en el Puente de La Barra, donde la máxima para circular es 30 km/h - Créditos: @Gentileza IDM

El despliegue tecnológico incluye también cámaras sobre semáforos, que servirán no solo para generar multas por exceso de velocidad, sino por cruce con luz roja, giro indebido o invasión de cruce peatonal. Todos motivos por los que un conductor puede ser multado en el Uruguay.

Hasta ahora, señaló Pigola, se colocaron 42 dispositivos y está previsto que los 13 restantes que se ordenaron por licitación se instalen antes de la llamada Semana de Turismo (Semana Santa). La estrategia se sumará al habitual despliegue de personal de tierra, que incluye el trabajo de un centenar de funcionarios para controlar el tránsito.

“Tratamos de ser lo mas amigables con el turismo y consecuentes con la necesidades”, aseguró el funcionario, y destacó: “La seguridad de tránsito era una de las necesidades, porque la siniestralidad está vinculada está en 95% a la velocidad” .

“La multa está generada por una reglamentación, o sea que aquel que se queja porque dice que están puestos para multar sepa que están puestos para corregir conductas”, señaló también Pigola, en diálogo con medios locales, y siguió: “No deberían ni existir [los radares], deberíamos contemplar el hecho de que, si un cartel dice 60, no podés circular por encima de 60 kilómetros por hora”.

El valor de las multas

El último año, el Congreso de Intendentes de Uruguay aprobó un proyecto que unificó las multas de tránsito a nivel nacional.

En el listado de infracciones penalizadas en todo el territorio uruguayo hay un segmento dedicado en particular al exceso de velocidad. Las multas se fijan, según supo este medio por acceso a la normativa vigente, según cuántos kilómetros por encima del valor permitido haya circulado el vehículo.

De esta manera, un conductor que haya acelerado hasta 20 kilómetros por hora por encima de la velocidad permitida deberá pagar el equivalente de cinco Unidades Reajustables (UR); el vehículo que circulase entre 21 km/h y 30 km/h por encima de la velocidad permitida desembolsará el equivalente de ocho Unidades Reajustables (UR); y, por último, quien circule a más de 30 km/h de la velocidad permitida será multado con 12 Unidades Reajustables (UR).

Según se fijó a través del decreto 737, que lleva las firmas del ministro de Economía y Finanzas y del presidente de Uruguay Luis Lacalle Pou, el último mes de julio se fijó el valor de las Unidades Reajustables por doce meses, en función de porcentajes inflacionarios, entre otras variables. Ese número quedó en 1445,81 pesos uruguayos por UR.

Así registran las nuevas cámaras y radares a un conductor en infracción
Así registran las nuevas cámaras y radares a un conductor en infracción - Créditos: @Gentileza IDM

De esta manera, las multas por exceso de velocidad en Uruguay quedan: 7229,05 pesos uruguayos (57.832,5 pesos argentinos o unos 167 dólares blue) para los infractores que superen la máxima por valores mínimos; 11.566,48 pesos uruguayos (92.531,84 pesos argentinos o unos 267 dólares blue) para quienes circulen entre 21 k/m y 30 km/h por sobre la velocidad permitida; y quien circulara a más de 30 km/h se enfrentará a multas por 17.349,72 pesos uruguayos (138.797,75 pesos argentinos o unos 400 dólares blue).