Dónde está guardado el avión de los iraníes en Ezeiza y cuál es el costo que acumula por estar varado

·2  min de lectura
El Boeing 747-300 registrado con el número YV3531 de la aerolínea venezolana Emtrasur Cargo, en el aeropuerto internacional de Córdoba, desde donde despegó hacia Buenos Aires
El Boeing 747-300 registrado con el número YV3531 de la aerolínea venezolana Emtrasur Cargo, en el aeropuerto internacional de Córdoba, desde donde despegó hacia Buenos Aires - Créditos: @Sebastián Borsero

Desde el lunes, el avión venezolano que tenía entre su tripulación a cinco iraníes cuyos pasaportes ahora están retenidos por la Justica se encuentra varado en Ezeiza. Y de ello no solo se desprende la necesidad de establecer por qué estaba adulterado el manifiesto de vuelo y de conocer más detalles sobre los viajeros, que podrían estar ligados a las fuerzas Quds, sino también el costo que implica que esa aeronave se mantenga detenida por días en el aeropuerto internacional.

Según pudo saber LA NACION, este avión que pertenece a la empresa Emtrasur Cargo -la división de carga de la firma de bandera venezolana Conviasa- fue trasladado hacia la cabecera 05, un lugar donde quedan detenidas las aeronaves que no tienen operaciones próximas a realizar. Por estar ahí, quien corresponda debe abonar un canon diario.

En base al tiempo que haya permanecido en la terminal aérea, el total se abona al momento en que el avión finalmente se dispone a volar. Ese pago lo puede efectuar un agente de handling, que es el personal de asistencia en tierra. Si no, el mismo piloto cuando están por retirarse. Y la única manera de que se produzca una exención en el pago es si hay una intervención de la Cancillería, algo que no ocurre en este caso.

De acuerdo a lo que averiguó LA NACION, hasta ayer el avión adeudaba aproximadamente un poco más de 27.700 dólares en concepto de estadía y por cada día más que se encuentre detenido en Ezeiza se le sumarán 4000 dólares adicionales a la cifra. A hoy, entonces, la tarifa completa superaría los 30.000 dólares.

En tanto, los miembros de la tripulación, que también incluye a 12 venezolanos y que despertaron la sospecha por posibles vinculaciones con este grupo de la Guardia Revolucionaria iraní especializada en inteligencia y definida como terrorista por Estados Unidos, se encuentran hospedados en el Hotel Plaza Central Canning, en el partido bonaerense de Ezeiza, justo en el límite con Esteban Echeverría.

Allí llegaron el viernes a través de la compañía Blue Wing, encargada en conseguir alojamiento para los tripulantes de cargueros. Se quedarán al menos hasta pasado mañana.

En ese hospedaje a los pasajeros iraníes les tomaron las huellas digitales por orden del juez federal Federico Villena, quien hoy ordenó la retención de sus pasaportes por 72 horas, así como también que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) le informe “cualquier movimiento que se produzca sobre la aeronave”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.