Dólar hoy: las cinco razones por las cuales sube el blue

·7  min de lectura
El dólar blue alcanzó la cotización más alta desde octubre del año pasado.
Shutterstock

Tras una primera mitad del año en calma, el dólar blue volvió a registrar un renovado impulso al alza en los últimos días Actualmente se vende a $171, una de las cotizaciones más altas desde octubre del año pasado. Esta suba coincide con la llegada del segundo semestre, el cual aparenta ser más complicado en términos cambiarios.

La cercanía a las elecciones, más plata en la calle, inflación, noticias desalentadoras para la Argentina y la caída en el precio de los commodities son algunos de los factores que suman tensión en el mercado. Los economistas advierten: el paralelo se comercializa ilegalmente en un mercado chico y volátil, por lo que es difícil relacionar su suba a un único acontecimiento.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el lunes 5 de julio

1. Inflación y un dólar más barato que el oficial

Si bien al dólar blue todavía le resta sumar $24 para llegar a su récord histórico, cuando alcanzó los $195 el 23 de octubre pasado, para los economistas no es de extrañar que llegue a esa cifra antes de fin de año. La propia dinámica de la inflación, que promedia el 4% desde que arrancó el año, lo llevarían a acercarse a ese número.

“El primer semestre fue tranquilo y eso juega en contra ahora. El paralelo bajó mucho en la mitad del año y después se mantuvo estable ante una inflación que acumula un 21,5% en 2021. Más que una suba lo que estamos viendo es un rebote, porque se atrasó mucho en relación con los precios. El problema es que el salto viene siendo más rápido porque la moneda está recuperando el terreno que cedió, pero no es que alcanzó nuevos máximos. Sin embargo, pone algunas señales de alerta”, señaló Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina.

Si se analiza la evolución del paralelo desde que comenzó el año hasta ahora, en enero la moneda informal se comercializaba en los $160 e incluso llegó a rozar los $170 en los primeros días del año. Desde aquel entonces, el blue comenzó a transitar un recorrido descendente que lo llevó a tocar los $139 a finales de abril.

Evolución del dólar paralelo desde enero hasta el 25 de junio.
Evolución del dólar paralelo desde enero hasta el 25 de junio.


Evolución del dólar paralelo desde enero hasta el 25 de junio.

En abril, el dólar blue a $140 estaba barato. Es más, si querías comprar el oficial te salía más caro. Recién ahora el dólar informal se vende igual que el dólar contado con liquidación -$166,4- y el dólar solidario -$167, según el relevamiento diario del Banco Central-. Es más razonable la cotización que tiene ahora, si no estaban muy desfasados”, consideró Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores.

2. Factores estacionales: deuda argentina y ‘standalone’

La inflación y un precio que se percibía como “barato” eran algunos de los factores que presionaban al blue desde hacía rato. La suba, tarde o temprano, era de esperarse. Sin embargo, para los economistas, el reciente salto de la moneda dura también se explica por algunos acontecimientos de índole estacional.

Para la consultora Delphos Investment, “el ruido que produjo en el mercado la declaración de la Argentina como mercado ‘standalone’ probablemente empujó al blue al alza”. El jueves 24 de junio Morgan Stanley Capital International (MSCI) anunció que el país perdió la categoría de mercado emergente y “descendió” al segmento más bajo de todos. Desde ese entonces, a los mercados les ha costado recuperarse.

“En estos días estuvo la noticia del MSCI, que nos puso en una categoría más baja de la que esperábamos. También se combinó un poco las idas y vueltas con el Club de París, aunque al final el Gobierno anunció algo más o menos razonable. Creo que este tipo de cosas contribuyen porque generan ruido, con ese mar de fondo que es la liquidez excesiva”, coincidió Tiscornia.

Reunión clave: el Gobierno va con reclamos al FMI, pero le garantiza no aplicar la receta kirchnerista

Dos semanas atrás el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció un ‘puente de tiempo’ hasta marzo de 2022 para que el país pueda seguir las negociaciones con el Club de París. De esta forma, se evitó el default del 31 de julio y se aplazó el pago de los US$2450 millones de deuda.

En este punto, el economista explicó que todas las negociaciones de deuda generan expectativas acerca de si el Gobierno va a poder controlar el tipo de cambio y tener “todo bajo control”. En esta ocasión el Ejecutivo logró evitar el default. Ahora, lo que resta, es lograr un entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) .

3. Más plata en la calle

Días atrás Guzmán afirmó que para apuntalar la recuperación económica es necesario que el Estado tenga una política fiscal expansiva. Pero para los economistas la estrategia es un arma de doble filo: mayor plata en la calle, puede reactivar la economía; pero también puede ir a parar al tipo de cambio alternativo y a la inflación, las “válvulas de escape que tiene el sistema”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“No sé si ahora, pero se viene más cuarentena, que significa un poco más de gasto público y, en ese marco, es probable que haya presión y el mercado se adelante. Además, algo que no es menor, es que la reapertura generalizada de paritarias marca que el Gobierno quiere un nuevo equilibrio que sea de más salarios y menores precios”, señaló Rajnerman.

El mercado ya está descontando la gran emisión que llevará adelante el Gobierno durante el mes de julio. El aguinaldo, los aumentos estatales, de jubilados y planes sociales, más la devolución de Ganancias, generará una inyección de liquidez.

Dólares
Shutterstock


La cercanía de las elecciones comienza a sumar tensiones en el tipo de cambio paralelo. (Shutterstock/)

“Va a haber más plata en la calle. El Gobierno la pone en los bolsillos con la idea de reactivar la economía, lo cual puede ocurrir, pero también irá a parar al blue, que es la válvula de escape del sistema, lo cual después se traduce en el aumento de los precios”, sostuvo el director de C&T Asesores.

4. La caída de las liquidaciones del campo

La suba del blue inició en las últimas semanas cuando el precio de la soja cayó casi US$100 en Chicago”, apuntó Juan Ignacio Paolicchi, analista de la consultora Empiria. La “supersoja”, que llegó a consolidarse en mayo por arriba de los US$600 por tonelada, supuso un ingreso significativo de divisas para el Banco Central.

Esto le permitió un mayor “poder de fuego” para intervenir en la brecha. “Pero ahora los commodities bajaron. En un momento que no vienen los dólares de la soja, se dificulta más controlar el tipo de cambio y se genera una mayor especulación”, agregó Tiscornia.

US$22.164 millones: la soja hará un histórico aporte a la economía por exportaciones

“Se ve que el Banco Central está interviniendo de manera más activa en el contado con liquidación y el MEP. No hay una presión por dolarizarse solamente en el blue, sino que también los tipos de cambio financieros suben. Pero no trepan tanto porque el Central puede suavizar presiones porque tiene Reservas. Si no, seguirían la trayectoria del dólar blue”, remarcó Paolicchi.

Rajnerman coincidió en este aspecto y consideró que el BCRA todavía tiene “poder de fuego” para seguir interviniendo. Por lo menos, la brecha “no se descontrolará” hasta después de las elecciones porque “el Gobierno necesita llegar con la tapa de los diarios diciendo que bajó la inflación, no que subió el dólar a $200”.

5. El dólar es refugio en un año electoral

“Hay una frase famosa que dice ‘Yo las elecciones las paso en dólares’. Siempre las elecciones son momentos medios críticos, donde el dólar se vuelve refugio”, resumió Tiscornia. A menos de tres meses de las PASO, que se llevarán a cabo el 12 de septiembre, los argentinos buscan cubrirse del riesgo político.

Guido Sandleris: “Si se dieran premios por hacer políticas anticrecimiento, el Gobierno sería campeón mundial”

Las elecciones legislativas serán clave para hacer una primera lectura sobre las presidenciales del 2023. Gane el oficialismo o la oposición, el resultado de la votación empieza a generar expectativa. “Eso siempre va a jugar en un año electoral. Provocan una dolarización preventiva por una mayor incertidumbre”, concluyó Paolicchi.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.