Tras la derrota del oficialismo, el blue sufrió la mayor caída diaria desde abril

·4  min de lectura
Dólares
Shutterstock

Tras haberse recalentado los días previos a las elecciones de medio término por una mayor demanda de cobertura, jornadas en las que el dólar blue alcanzó los valores más altos de 2021, hoy el tipo de cambio paralelo se sumó al buen andar que experimentó el mercado tras la derrota del oficialismo en las PASO.

Este lunes la moneda que se comercializa en el mercado ilegal retrocedió cuatro pesos y se vendió a $181, según las cuevas porteñas. Es la mayor caída en un día desde finales de abril y se trata de la tercera baja consecutiva, que empezó el jueves pasado. De esta manera, el blue borró la suba de cinco pesos que había acumulado los días anteriores, cuando alcanzó los $187.

“La lectura de las primarias tuvieron una favorable repercusión sobre aquellas referencias más libres que están inicialmente aflojando, aún cuando sigue abierto el desafío de mayor emisión monetaria en esta etapa electoral”, apuntó el economista Gustavo Ber, titular de Estudio Ber.

Un economista brasileño será el nuevo jefe del FMI para América latina

El dólar oficial mayorista, cuya demanda está acotada por los controles que mantiene vigente el Banco Central (BCRA) y el cepo cambiario, se vendió a $98,19, diez centavos arriba frente al cierre del viernes. Así, la brecha entre el blue y el oficial se ubicó cerca del 85%.

El dólar oficial minorista se comercializó a $103,62, según los datos que recoge diariamente el Banco Central (BCRA) de diversos bancos. El dólar ahorro, que tiene un recargo del 30% por el impuesto PAIS y del 35% a cuenta de Ganancias, alcanzó los $170,97.

“El precio del dólar depende más de cuestiones cortoplacistas. Por ende, su evolución se debe mucho a lo que decida hacer el Gobierno para reconquistar el voto perdido. Más gasto público y mayor emisión monetaria no serían buenas noticias para la evolución del peso argentino”, consideraron desde Delphos Investment.

Al cierre de la jornada los dólares financieros cerraron sin grandes variaciones, a pesar de que durante los primeros negocios del día presentaron fuertes bajas y, pasado el mediodía, revertieron la tendencia y operaran en alza. En ese escenario, el dólar MEP o “Bolsa” cerró a $171,04 (+0,2%) y el dólar contado con liquidación (CCL) alcanzó los $171,17 (+0,2%).

Para los economistas, el gran temor latente para los próximos dos meses es que la derrota del oficialismo sea entendida por el Gobierno como la necesidad de poner más dinero en el bolsillo de la gente y así apuntalar los resultados en las elecciones generales de noviembre.

En las zonas ligadas al campo la victoria de Juntos por el Cambio fue aplastante

Posiblemente haya más emisión, más déficit, y eso se traduce en presión cambiaria e inflacionaria. En el corto plazo, va a ser clave cuánta inferencia tienen las políticas de este tipo y cuánto puede contener el Ministerio de Economía”, apuntó Ezequiel Starobinsky Líder de Liebre Capital.

La posición vendedora del Central también preocupa. Si bien el viernes pasado el BCRA cerró la jornada con un saldo favorable de US$7,5 millones y hoy sumó otros US$16 millones, en las 12 ruedas anteriores sacrificó alrededor de US$845 millones de sus reservas para intervenir en el mercado cambiario. Para los expertos, es insostenible que la entidad continúe con esa política hasta noviembre.

Antes de las elecciones, el BCRA sacrificó alrededor de US$845 millones de sus reservas para intervenir en el mercado cambiario
Antes de las elecciones, el BCRA sacrificó alrededor de US$845 millones de sus reservas para intervenir en el mercado cambiario


Antes de las elecciones, el BCRA sacrificó alrededor de US$845 millones de sus reservas para intervenir en el mercado cambiario

“El tipo de cambio va a seguir planchado y la presión cambiaria se va a sentir aún más en octubre. El Central no puede vender US$90 o US$100 millones diarios, es imposible. Podría poner más normas, más restricciones, no liberar los dólares para las importaciones, pero eso se convertiría en un grave problema en noviembre porque no va a poder compensar la derrota electoral”, sostuvo Fernando Camusso, director de Rafaela Capital.

Para el experto, la decisión más sana del Gobierno sería que libere el tipo de cambio oficial al ritmo de la inflación, la cual se viene desacelerando de forma incipiente. “Tienen márgenes para depreciar algo más el tipo de cambio. No digo fuertemente, devaluar es imposible ahora. Pero la señal de mantenerlo pisado es casi un boomerang para el Gobierno, porque no tiene la opción de restringir absolutamente todas las operaciones. En la medida que ponga más trabas, generará más negatividad. Ya tenemos un mercado híper restringido, híper regulado e híper caído”, cerró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.