Dólar. El Banco Central arrancó junio comprando la menor cantidad de reservas desde enero

·4  min de lectura
Ciara: "La reducción de las retenciones anunciadas por el gobierno no beneficia a las existencias actuales de soja en plantas y terminales portuarias"
Ciara: "La reducción de las retenciones anunciadas por el gobierno no beneficia a las existencias actuales de soja en plantas y terminales portuarias"

El Banco Central (BCRA) cerró la primera semana de junio realizando la menor compra de reservas para un período inicial de mes desde enero pasado.

Adquirió al cabo de las cuatro primeras ruedas del mes (dos de las cuales las cerró con saldo neutro, como la de hoy) unos US$105 millones, cifra que contrasta contra los US$524 millones adquiridos en las primeras cuatro ruedas de mayo (supone una baja del 80%), o los US$367 millones y US$464 millones recomprados en los días iniciales de abril y marzo, respectivamente.

La actual cifra sólo se encuentra en línea con el saldo obtenido en igual período de febrero (se alzó con US$114 millones, aún cuando la oferta de divisas era muy menor) y por encima de los apenas US$17 millones sumados en las primera cuatro ruedas de enero.

Según dejan ver los números, la merma registrada en capacidad de compra de la entidad que conduce Miguel Pesce no respondió a cambios bruscos en la oferta de divisas (el volumen operado por la plaza oficial esta semana fue de US$1057 millones, contras los US$1072 millones de las primeras cuatro ruedas de mayo y los US$947 millones transados en igual lapso de abril), sino a que el ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, está autorizando una mayor demanda respecto a los meses anteriores.

El contacto de la misión del FMI con Guzmán y Pesce
El contacto de la misión del FMI con Guzmán y Pesce


Miguel Pesce informó al gobierno las estimaciones que tienen sobre la evolución del mercado. Descuenta que desde julio deberá vender más de lo que compre, al punto que resignaría unos US$ 800 millones de la posición recuperada a esta altura del año.

Se están cursando pagos vinculados a la importación por unos US$4900 millones promedio por mes. Y esta semana hubo un pago de deuda importante también. Pero además comienza a haber, por cuestiones de estacionalidad, algunos otros más excepcionales de energía”, explicaron desde el BCRA con relación a importaciones de gas y de combustibles que comenzaron a pasar factura con la llegada del frío y tras el conflicto que tuvo paralizada la actividad en Vaca Muerta por casi un mes recientemente.

El director de la consultora G&G Energy Consultants, Daniel Gerold, estimó que sólo durante este invierno las necesidades de importación de gas natural licuado (GNL) y gasoil escalarán hasta los US$3500 millones entre abril y septiembre.

El dato, por lo pronto, muestra que al BCRA se le hará cuesta arriba repetir compras mayores a los US$2000 millones las acumuladas tras un mayo récord. En todo caso, si los precios internacionales ayudan a que la oferta de los exportadores de cereales y oleaginosas se mantenga firme por unos dos meses más y el mercado no es sacudido por alguna sorpresa ingrata, tendría chace de recomprar unos US$1200 millones promedio por mes entre el mes en curso y julio, proyectaron en el mercado.

La estimación toma en cuenta que, tras un arranque de año con liquidaciones récord (el ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en los primeros cinco meses del año alcanzó los US$13.301,3 millones), los productores pasarían a ser más propensos a retener granos en los próximos meses porque con las ventas ya realizadas cubrieron sus costos y no encuentran otras maneras de defender su capital de trabajo (con las tasas de interés en pesos). Las elecciones también pesan en esa decisión.

Una lectura similar de esa evolución prevista por el mercado es compartida por el BCRA, razón por la que aceleraron la recompra de reservas todo lo posible en los últimos meses.

Esto fue lo que les permitió mostrar a ese tenencia neta un aumento del 30,4% en mayo al pasar de US$6021 millones a US$7873 millones tomando el último día de cada mes, según cálculos del Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (Geres).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la entidad monetaria estimaron cerrar el presente año con una saldo neto de compras que ronde los US$5000 millones, un monto menor a los poco más US$5800 millones que llevan recomprados a lo largo del año en curso hasta el momento, lo que muestra a las claras que esperan un mercado equilibrado en términos de oferta y demanda, pero con leve predominio de está última, en especial de julio y hasta noviembre. De allí las señales que el Gobierno intenta dar de apoyo a la actividad exportadora, aún cuando -al mismo momento- disponga prohibir las ventas al exterior, como lo hace actualmente con la carne.