Díaz-Canel deja China y parará en Estambul antes de volver a Cuba tras gira

Shanghái (China), 26 nov (EFE).- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, puso fin en la noche de este viernes a su visita oficial a China y efectuará una última parada en Estambul (Turquía) antes de retomar su camino de vuelta a Cuba tras una gira internacional que también le llevó a Ankara y Moscú.

Según la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia cubana, el mandatario isleño abandonó Pekín poco después de las 22.00 hora local (14.00 GMT).

Antes de regresar a su país, llevará a cabo una "escala técnica" en Estambul, parada que aprovechará para celebrar un "encuentro con varios empresarios turcos", indicó Presidencia.

En su reunión con el presidente chino, Xi Jinping, Díaz-Canel mencionó la crisis económica en Cuba e indicó que cuenta "con el apoyo de países amigos como China", mientras que el líder de la nación asiática le aseguró que "hará lo posible para proporcionar apoyo" a los cubanos ante los "grandes desafíos" a los que se enfrentan.

Tras este encuentro se firmaron doce documentos, entre los cuales figuraban un plan de consultas entre las cancillerías de los dos países, un memorando de entendimiento para la promoción de las Nuevas Rutas de la Seda, el plan del gigante asiático que busca construir infraestructuras en más de 60 países, y un memorando para el "fortalecimiento de la cooperación económica y comercial" entre ambas naciones.

Asimismo, se organizó una ceremonia de entrega y recepción de materias primas, uniformes escolares, donaciones en efectivo, insumos médicos y medicamentos para Cuba, que atraviesa uno de los peores momentos económicos en décadas, marcado por una grave crisis energética.

Díaz-Canel también celebró reuniones con el presidente del Legislativo chino, Li Zhanshu, y con el primer ministro, Li Keqiang.

Este último dio la bienvenida a que más productos cubanos entren en el mercado chino y abogó por promover un "crecimiento sostenido" del comercio bilateral y profundizar la cooperación en áreas como la agricultura y la infraestructura, además de "explorar" otras como el comercio electrónico y las energías renovables.

La última visita del gobernante cubano a China había tenido lugar en noviembre de 2018 y fue su primer viaje oficial al país asiático como presidente. En ella, acordó con Xi impulsar los "lazos de amistad" entre ambos países y se firmaron varios acuerdos bilaterales.

El viaje de Díaz-Canel a China marca el primero de un mandatario latinoamericano al país asiático desde la finalización del XX Congreso del Partido Comunista Chino, celebrado en octubre y en el que Xi Jinping fue reelegido para un tercer mandato como secretario general inédito entre sus predecesores inmediatos.

Cuba fue, en 1960, el primer país latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China, fundada en 1949.

(c) Agencia EFE