Así son los días de esta venezolana atrapada en medio del conflicto bélico que se vive en Israel

Cada vez que las alarmas suenan, Érika tiene que refugiarse en un búnker debajo de su edificio. Esta latina nos muestra el espacio acondicionado para acoger de 20 a 30 personas cuando hay aviso de caída de misiles. "Esperemos que esto acabe pronto", dice.