El día que el ahora rey Carlos III visitó Venezuela

·2  min de lectura

De julio de 1958 a septiembre de 2022, Carlos III del Reino Unido, hijo de la reina Isabel II, ostentó el título de príncipe de Gales; fue hasta hace unos días, cuando fue proclamado rey tras la muerte de la monarca a los 96 años de edad.

Entre las tantas actividades reales y diplomáticas, el entonces príncipe de Gales visitó Venezuela, en la que supuestamente sería una visita privada de tres días, iniciando por la ciudad capital de Caracas. El hoy monarca viajó un 22 de febrero de 1989.

Sin embargo, el recorrido fue más bien público, pues inició en el Puerto Ayacucho, Guayana y Barinas, este último estado de gran importancia para el príncipe de Gales, ya que en el año 197 propuso la creación del Instituto de Agricultura Simón Bolívar, que visitó en aquella ocasión.

Un día después, el 23 de febrero, el expríncipe de Gales, asistió a FUNDACEA –el entonces conocido Colegio Universitario del Mundo Unido– acompañado del encargado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, Horacio Arteaga; y con el embajador del Reino de Gran Bretaña e Irlanda del Norte en Venezuela, Giles Fitzherbert.

El ahora rey Carlos III también aprovechó su visita para acudir a Guayana, en Ciudad Bolívar y, como si se tratara de un acto de proselitismo, presenció la construcción de una empresa estatal que sería la encargada de producir y comercializar aluminio en el país.

La reina Isabel II en México

A diferencia de la visita de Carlos de Gales a Venezuela en 1989, la de la reina Isabel II a México se trató de una de las mayores bienvenidas jamás registradas para una visita de Estado. Así describía la prensa local la que fue, el primer viaje de la reina Isabel II al país azteca en 1975, durante la administración del expresidente Luis Echeverría Álvarez (1970-1976).

La visita de la soberana de Inglaterra ocurrió el 24 de febrero de aquel año y coincidió con el Dia de la Bandera en México. La reina, acompañada por su esposo Felipe, duque de Edimburgo, arribó a Puerto Morelos, en Quintana Roo en el barco ‘Britannia’; sin embargo, debido a las condiciones adversas del clima, tuvo que desembarcar en la isla de Cozumel y después tomó un vuelo de British Airways a la Ciudad de México.

Apenas pusieron un pie en suelo mexicano, el expresidente Echeverría recibió a la pareja real. La celebración por la primera visita de un monarca inglés en tierras mexicanas se llevó a cabo en el Zócalo capitalino, donde miles de niños brindaron demostraciones de gimnasia coordinados con pompones coloridos.

Por si fuera poco, miles de estudiantes también sostuvieron cartones para crear diferentes mosaicos que inscribían leyendas como: “Unidos por la amistad”, “viva Isabel II” e, inclusive, formaron una animación con imágenes móviles de los personajes de Charles Chaplin y Cantinflas dándose un abrazo como símbolo de unión de México y Gran Bretaña.