El día que Pedro Armendáriz decidió morir

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 18 (EL UNIVERSAL).- El porte varonil y galán que poseía Pedro Armendáriz llamó la atención no sólo en México, donde brilló en la Época de Oro, sino también en Estados Unidos, donde dio de qué hablar por su talento actoral y por sus semejanzas con la estrella hollywoodense Clark Gable.

El suicidio de Armendáriz, hace 58 años, conmocionó a sus seguidores; el actor tenía 51 años y su carrera se seguía alimentando de proyectos en México y EU cuando decidió quitarse la vida en un hospital de Los Ángeles, aprovechando que su esposa lo dejó solo en la habitación se dio un tiro con un arma de su colección personal el 18 de junio de 1963.

Vivió en tierras americanas los primeros años de su vida, ahí comenzó sus estudios, aprendió a hablar inglés y terminó su carrera de ingeniería en la Universidad Politécnica de California.

Cuando se trasladó a la Ciudad de México se empleó como ferrocarrilero, guía de turistas, periodista, vendedor de suscripciones en una editorial y actor, convirtiéndose en uno de los más emblemáticos de la pantalla.

Armendáriz fue el actor más internacional de su época, participó en 16 películas en EU, cuatro francesas e italianas; en Hollywood trabajó por una temporada como extra junto a Jorge Negrete; hizo grandes amigos, como el director John Ford y el actor John Wayne.

Muerte en EU

Pedro Armendáriz trató de ocultar hasta el final que padecía cáncer, semanas antes de fallecer anunció que iba a Inglaterra; extraoficialmente se supo que fue a atenderse con eminentes especialistas y a terminar una película.

Posteriormente se fue a EU y en el hospital de la Universidad de California decidió quitarse la vida al enterarse que le quedaba poco tiempo.

Llevaba cuatro años padeciendo la enfermedad (cáncer de las glándulas linfáticas) que se le desarrolló debido a la radiactividad y que no sólo lo afectó a él, sino a varios actores que participaron en "El conquistador de Mongolia", la última película que Pedro grabó en EU.

La cinta de 1956 fue filmada en Utah, cerca del sitio donde el gobierno norteamericano había realizado pruebas nucleares.

Los restos de Armendáriz fueron traídos a México, donde lo despidieron cientos de personas que abarrotaron el Panteón Jardín.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.