Día mundial del medio ambiente: la biodiversidad como eje central

LA NACION

El 5 de junio, es el día mundial del medio ambiente. La fecha se instauró en 1974, luego de la conferencia de Estocolmo sobre Medio Ambiente Humano, con el objetivo de reunir a gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos para trabajar en conjunto en la concientización de una problemática insoslayable.

En 2020, la biodiversidad es el tema central. La elección del tópico reside, según las Naciones Unidas, en la preocupación de "eventos recientes, como los incendios forestales sin precedentes en Brasil, California y Australia, la invasión de langostas en el Cuerno de África y ahora la pandemia de Covid-19". Todos hechos que "demuestran la relación inextricable entre los humanos y las redes de la vida en las que vivimos".

Trivia: desafiá tus conocimientos sobre el medio ambiente

Según el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, la biodiversidad comprende tanto la variedad de ecosistemas, como las diferencias genéticas dentro de cada especie (diversidad genética) que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones con el resto del entorno fundamentan el sustento de la vida sobre el mundo.

En otras palabras, la biodiversidad es la base que sustenta toda la vida en la tierra y debajo del agua. Se vincula con todos los aspectos de la salud humana. De hecho, provee agua y aire limpios, alimentos nutritivos, conocimiento científico y fuentes de medicamentos, resistencia a enfermedades naturales y mitigación del cambio climático. Al modificar o eliminar alguno de los componentes de esta sofisticada red afecta todo el sistema de vida, con sus lógicas consecuencias negativas.

Unidos por el planeta

"La aparición de la Covid-19 ha puesto en evidencia que cuando destruimos la biodiversidad destruimos el sistema que sustenta la vida humana. A nivel mundial, mil millones de personas son contagiadas cada año y millones de ellas mueren debido a las enfermedades causadas por los coronavirus; y alrededor de un 75% de todas las enfermedades infecciosas emergentes en humanos son zoonóticas,, lo que significa que se transmiten de animales a personas. La naturaleza nos está enviando un mensaje". concluye el mensaje en el mensaje publicado en la web oficial de la ONU.