En el día mundial del condón hablemos del que menos se sabe: el interno o vaginal

·5  min de lectura

Hoy es día del condón y si sospechas que esta fecha se escogió por su cercanía con el 14 de febrero o día de San Valentín…estás en lo cierto.

El día internacional del condón fue propuesto y establecido en 2012 por la Fundación para el Cuidado del sida (AIDS Healthcare Foundation, en inglés), y la conmemoración se realiza en más de 31 países.

Pero hoy, más allá de hablar sobre el condón externo (el que se colocan las personas con pene) hablaremos del condón vaginal o condón interno porque es del que menos se conoce.

Te interesa: Cuckhold, la fantasía sexual de ver a tu pareja con otra persona

Van algunos puntos importantes:

Se llama condón vaginal o interno, no condón femenino

Primerito que todo, pese a que lo reconocemos y ubicamos más con el nombre de condón femenino, un nombre más adecuado es condón vaginal o condón interno.

Es un condón, un objeto, ¿cómo pa’ qué agregarle género? Además, si le llamamos condón vaginal ya nos damos una mejor idea de dónde se coloca.

Su material representa una de sus grandes ventajas; algunos están hechos de látex, pero otros son de polieuretano o nitrilo, lo cual es perfecto para aquellas personas que no pueden usar látex debido a alguna alergia.

Ojo: también hay condones para pene hechos de polieuretano. Diiceeeeeen que este material transmite un calorcito especial al momento de sentir a tu pareja. Ustedes pruébenlo y ahí nos dicen.

El tamaño: sí, es grande

Si has tenido la oportunidad de ver un condón vaginal es bastante largo y ancho, y tiene este tamaño por todo lo que recubre.

Este condón está compuesto por dos anillos: el interno y externo.

El primero ayuda para la colocación. Se forma un 8 en ese anillo, tomas una posición cómoda con acceso visible hacia vulva y orificio vaginal y con ayuda de los dedos vas introduciéndolo hasta casi topar con cérvix.

El anillo se abrirá en la vagina y esto no dolerá ni interrumpirá durante la penetración, pues la mayor parte del condón recubre las paredes vaginales.

El anillo externo es el más grande. Este quedará por fuera para cubrir la vulva.

Estas imágenes pueden ayudar:

El 8, el 8 en el anillo chiquito.

Otra ventaja de este condón es que está hiperlubricado -¡3 veces más que el condón para pene!-, por lo que es fácil insertarlo y disfrutar al momento del coito. ç

Y recuerda: siempre puedes poner más lubricante a base de agua o silicona.

Se puede colocar horas antes del sexo

¡Yep! Se dice que 8 horas, aunque por comodidad recomendaría unas 4 o 5 horas. Esto es bueno por si batallas al momento de colocarlo; el punto es que puedas hacerlo con calma y no te arruine el momento.

Puedes ir a una cita, bailar, cenar y tu condón ahí seguirá. Solo asegúrate que no haya salido mucho o si debes reacomodarlo.

También asegúrate que el pene vaya dentro del condón. Suena a broma, pero sí pasa.

¿Cómo hacerlo? Dirige la penetración mientras tú y tu pareja se avientan unas miradas arrebatadoras.

¿Y si durante este tiempo quieres orinar? Pues no estorba, solo hazlo a un ladito con tu mano. Recuerda que la vagina y uretra están separadas.

No se puede quedar o perder en la vagina

Nop, el cérvix es su tope y no se perderá en el infinito, te lo prometo.

Como ya dijimos es más grande que el de pene y una parte queda por fuera. Aún así, si el encuentro sexual fue intenso y el condón se quedó atorado siempre podrás rescatarlo con ayuda de tus dedos o pujando un poco para ayudar a que baje.

¿Se puede romper?

Solo si el condón no estaba tan lubricado, pero en realidad este condón es más grueso y por eso se dice que más seguro.

¿Puede lastimar?

No tendría que haber dolor, aunque sí puedes sentir los anillos.

Algunas personas dicen que el anillo interno puede estimular la zona del punto G con el movimiento; otras dicen que la cabeza del pene también puede estimularse con este anillo.

Otras más dicen que la parte externa del condón puede estimular clítoris; ustedes prueben.

Lo que es cierto es que este condón protege mucho mejor de infecciones de transmisión sexual que se transmiten por contacto piel con piel, como herpes genial o verrugas por VPH.

Para retirarlo…

Toma un poco de papel higiénico y gira un poco el condón para irlo sacando. No debe doler. Hazlo lento; envuélvelo y tíralo a la basura.

No se puede usar más de una vez, no se vale enjuagarlo y tenderlo para cuando se ofrezca, ¿eh? Recuerda que los condones guardan fluidos y lo que buscamos es la prevención de ITS por bacterias, hongos o virus.

El costo

Este tipo de condones rondan entre los $50 Y $100 pesos. Los encuentran en algunas farmacias (aunque son pocas); es más probable en condonerías, sex shops o especialistas en sexualidad.

El pilón: si compartes tu vulva con otra vulva o si hay estimulación bucogenital (sexo oral pues), el condón vaginal puede funcionar como una barrera de protección (porque entre vulvas también hay transmisión de infecciones), aunque para estos encuentros puede ser más útil un cuadro de látex.

Otra cosa. El condón interno también puede ser colocado en ano, pero en este caso no es recomendable ponerlo horas antes, sino justo antes de la penetración debido a la poca lubricación natural que existe en esta área. ¡No olvides el lub!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.