Un Día de Muertos más que simbólico en América por la covid-19

Agencia EFE
·4  min de lectura

Redacción Internacional, 2 nov (EFE).- La tradicional conmemoración del Día de Muertos en el continente americano, específicamente en América Latina, pasó para muchos del simbolismo cultural y folclórico a una dura realidad que está dejando la pandemia de la covid-19.

En esta fecha tan singular, en la que en muchos cementerios americanos se conmemoraba a los seres queridos fallecidos con viandas, jolgorio y hasta fiesta, la pandemia ha hecho que pocas ceremonias se puedan llevar a cabo y que solo se vea con dolor la cifra de las 641.666 muertes que ha provocado el coronavirus SARS-CoV-2 en esta parte del hemisferio occidental, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ente mundial sanitario también consigna que se han presentado hasta el momento 20.616.596 contagios del patógeno causante de la covid-19, 9.254.287 de ellos en Estados Unidos, donde la pandemia se volvió tema álgido de una campaña que tendrá su punto culminante este martes.

Un presidente en ejercicio y muy escéptico sobre la covid-19 (aunque ya la sufriera) como el republicano Donald Trump se medirá en las urnas con el exvicepresidente demócrata Joe Biden, quien ha machacado al actual jefe de Estado por su supuesta mala ejecutoria contra los efectos de la pandemia en EE.UU.

El hacer de la pandemia de la covid-19 un discurso político ha permeado tanto en la campaña presidencial que Trump, en su afán de pasar página, organiza actos multitudinarios sin distanciamiento social ni uso de tapabocas, mientras que en las apariciones de Biden abundan en extremo las prevenciones de bioseguridad.

FLORIDA: ESTADO CLAVE EN LAS ELECCIONES... Y EN LA COVID-19

Florida, estado en el que más se han centrado los esfuerzos de ambos candidatos por obtener sus codiciados 29 votos del colegio electoral, superó este lunes las 17.000 muertes por la covid-19, incluyendo a no residentes, mientras los nuevos casos confirmados diarios siguen en el rango de los 4.000 a 5.000.

El Departamento de Salud del "Estado del Sol" indicó que con 4.651 casos y 36 muertes más, incluido un no residente, las cuentas se sitúan en 812.063 y 17.043, sumadas las muertes de 209 no residentes.

Florida, gobernado por el republicano Ron DeSantis (aliado de Trump), es el tercer estado con más casos acumulados y el cuarto con más muertes de Estados Unidos en esta pandemia, según la Universidad Johns Hopkins.

INÉDITO DÍA DE LUTO NACIONAL EN MÉXICO

Las 91.895 personas fallecidas por la covid-19 en México llevaron este año al presidente Andrés Manuel López Obrador a decretar tres días de duelo nacional que terminaron precisamente hoy en el país del mundo que más le rinde culto a la fecha.

Las tres jornadas de luto, durante las cuales se cancelaron los eventos oficiales y las banderas nacionales ondearon a media asta, concluyeron con una ceremonia tradicional wixárika, pueblo indígena del occidente del país, en el Palacio Nacional.

Esta es la primera ocasión en la que se decreta luto nacional desde los sismos acontecidos en septiembre 2017, que dejaron en su conjunto 471 muertos.

LAS FLORES ASUNCENAS QUE QUEDARON SIN VENDERSE

El SARS-CoV-2 y las medidas para contrarrestarlo alejaron a la gente de los sepulcros, por lo que las ventas de flores en Asunción, capital de Paraguay, se vieron muy lastradas.

"No estamos vendiendo nada, ni ayer (Día de los Santos). Estamos con la esperanza. Yo le pido encarecidamente al intendente (Óscar Rodríguez, alcalde de Asunción) que deje abrir todos los portones para que por lo menos vendamos algo", le dijo a Efe Ramona Zaracho, quien vende sus flores desde 5.000 guaraníes (0,70 dólares) la unidad en la entrada del cementerio asunceno de La Recoleta.

Para estos dos días de noviembre la entrada a La Recoleta solamente es permitida con agendamiento previo, como en la mayoría de los cementerios de Asunción y de otras ciudades de Paraguay.

"LA LLAMA DE LA ESPERANZA EN BRASIL"

El arzobispo de Río de Janeiro, Orani Tempesta, encendió este lunes una "llama de la esperanza" en un cementerio de la ciudad en homenaje a los científicos que buscan una vacuna contra el coronavirus.

La pira arderá en el cementerio de la Penitencia, en la zona portuaria de la urbe, hasta que se descubra una vacuna y esta sea reconocida por la comunidad y los órganos sanitarios.

"Rezamos para que puedan ser iluminados nuestros científicos", afirmó a los periodistas Tempesta, quien remarcó que la Iglesia Católica siempre ha incentivado las campañas de inmunización, después de que el presidente Jair Bolsonaro asegurara que la futura vacuna contra la covid-19 no será obligatoria en el país.

Brasil, con una población de unos 212 millones de habitantes, es uno de los países más castigados por la pandemia junto con Estados Unidos e India, al contabilizar hasta el momento 160.074 fallecidos y 5.545.705 infectados.

(c) Agencia EFE