El día que Martha Higareda confundió al "Canelo" Álvarez con un narco

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 10 (EL UNIVERSAL).- El día que Martha Higareda conoció a Saúl "El Canelo" Álvarez no sólo lo confundió con un narcotraficante, sino que estuvieron en riesgo de morir al estrellarse el parabrisas del avión que los transportaba a Los Ángeles.

Durante una entrevista con Yordi Rosado, la actriz de "No manches Frida" y "Amar te duele" relató cuando se topó con el pugilista, quien perdió el pasado fin de semana ante el ruso Dmitry Bivol por la categoría Semipesado de la Asociación Mundial de Boxeo. La tabasqueña, que no especifica el año del encuentro, recordó que se encontraba en un aeropuerto cuando un pelirrojo con guardias y muchas personas alrededor se le acercó para pedirle una foto para él y todos los demás.

Tras aceptar el tipo le preguntó hacia dónde viajaba y cuando escuchó que a Los Ángeles, rápido reviró diciendo que él también. "Y (tenía) el acento como norteño, pero no, un poco y dije: "híjole, ¿será que son narcos? y me entró como el miedito porque venían bastantes y como estábamos a la entrada del aeropuerto había unos guardias y dije, ay, quién sabe quiénes son y creo deben ser narcos", contó la tabasqueña.

"Me subo al avión, me siento, y al lado de mí venía el pelirrojo y yo de 'chin, me tocó con el narco'. Y para distraerme abro las cosas estas del tarot (que había comprado poco antes), me pregunta qué es, y me dice, a ver léeme las cartas", agregó. Un poco asustada, Marha recurrió al libro con las bases para dar lectura a las cartas y una de ellas le indicó que ese muchacho se iba a pelear con alguien. "¿Y voy a ganar?", le cuestionó el chico, lo que la alertó un poco más.

Ella sacó otra carta y respondió afirmativamente. Fue entonces que "El Canelo" le preguntó si sabía quién era él y ella, honesta, le dijo que no. El tapatío se presentó y ella entonces lo identificó. Pero la historia no acabó ahí, pues en ese momento el avión tuvo que hacer un descenso de emergencia en Tijuana, ya que el parabrisas de la cabina estaba roto, según le confesaron las sobrecargos del vuelo.

"La azafata dijo que tenía que ser lento, porque si se rompe, todo el mundo se muere", recordó la actriz. Ya en Tijuana, junto con "El Canelo" tuvo que caminar por el paso hacia San Diego, donde fueron recogidos por camionetas enviadas por Oscar de la Hoya, pues el boxeador tenía que llegar a la ceremonia del pesaje. "Me dijo: vente con nosotros, y me fui con ellos", narró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.