Este Día de las Madres, la organización Damas de Hierro resalta la importancia de que mamá se cuide a ella primero

·7  min de lectura

Hace cinco años Daniela Droz empacó sus maletas y se aventuró desde Puerto Rico a Florida Central con miras a expandir su carrera y poder brindarle nuevas oportunidades a su hijo, Kenito.

Este tenía solo cuatro años cuando le tocó conocer una nueva cultura, estar lejos de sus abuelos y enfrentarse a un nuevo idioma que no conocía, pero el cual hoy en día domina de manera muy natural. Droz tuvo que “ser fuerte y explicarle que estábamos creando una nueva vida y que sus compañeros no le hablaban disparates, sino que le hablaban en inglés. Verlo ahora, como se desenvuelve en esta ciudad que llamamos hogar, me llena de mucha emoción”.

Los miedos que enfrentó como madre y empresaria, poco a poco han ido disminuyendo mientras ha encontrado lo que ella dice ha sido “su vocación y razón de ser”. Como madre, “siempre quieres lo mejor para tus hijos, siempre buscas su bienestar, y hemos desarrollado una relación en la cual él es mi mejor amigo. Él comparte conmigo todo, desde mi trabajo, mi espiritualidad, le encanta buscar de Dios, adorar. Tenemos momentos que son solo de él y míos, es mi partner”, explicó de cara a la celebración del Día de las Madres.

Durante su trayecto en el Estado del Sol, dijo que ha aprendido a reconocer “lo efímera que es la vida y a darle valor a las cosas que en realidad lo ameritan. Me he entregado a Dios, no en religiones, pero sí confiando en que hay un ser allá arriba que nos guía y que nos da las fuerzas para seguir adelante. Yo le sirvo a un Dios real. Soy una mujer cristiana, una mujer de fe y no te puedo decir otra cosa porque eso ha sido lo que a mí me tiene de pie. Cualquier situación que yo pueda vivir, yo estoy aquí con esta Alegría y Bomba eh porque Dios es el que me la provee”, dijo.

En el marco de esta celebración anual del Día de las Madres, Droz dijo que quiere compartir un poco de esas bendiciones que ha recibido y servir de puente para otras mujeres que buscan encontrar su camino.

Mientras labora por su cuenta con proyectos tanto en Puerto Rico como en Florida, Droz dijo que ha logrado poder manejar el trabajar a tiempo completo y no perderse ninguna etapa en la vida de su adorado Kenito. “A veces uno no sabe de lo que uno está hecho hasta que no te topas con ese momento y sacas las fuerzas y dices ‘oh my God a la verdad que fuimos diseñada para esto’. Hacemos malabares y lo logramos”, dijo.

A quienes a veces dudan de si pueden ser madres, o no, por temor a la falta de tiempo, dijo “muchacha sí puedes, se saca el tiempo, se hace el espacio. No me preguntes cómo, pero se logra”, dijo entre risas. Asimismo aceptó que de las cosas más duras como madre ha sido “el estar consciente de cuándo debo parar y no estar enfocada en los negocios y trabajo y dedicarle el tiempo a mi hijo. Nuestros hijos necesitan atención, cariño y no importa lo que estemos pasando, eso es indispensable para ellos”.

Las ‘Damas de Hierro’

Dentro de sus logros más recientes, la madre y artista puertorriqueña destacó que está a punto de graduarse como coach de vida, algo que concretó tras la creación de la organización sin fines de lucro Damas de Hierro.

La organización fue creada por la actriz y presentadora Daniela Droz en colaboración con la Dra. Vivian Badillo Cartagena, psicóloga clínica, y un grupo de mujeres que donan su tiempo y servicios. Estas buscan “educar a la población femenina brindándole herramientas que le ayuden a trascender al máximo nivel en el área de la salud emocional, el aspecto personal, familiar, profesional y de emprendimiento”.

“Nosotros vamos a enfocarnos en trabajar autoestima, amor propio y no solamente eso sino ayudarlas, motivarlas y darle herramientas para que ellas puedan ser financieramente independientes, que puedan desarrollarse y crecer, pero sobre todo dejar a un lado los temores”, mencionó.

Droz dijo que parte de la evolución de Damas de Hierro busca ayudar a manejar las emociones. “Las mujeres nos dominan mucho las emociones, nos controlan demasiado. Entonces hay que aprender a manejar las emociones y a manejar los temores. Le tenemos temor a la edad, le tenemos temor a quedarnos solas, le tenemos temor a engordar, le tenemos temor a todo, y eso nos atrasa y nos limita. En Damas de Hierro queremos optimizar a las mujeres y los talentos que ya tienen, pero no han puesto en práctica”, dijo Droz.

Este sábado realizarán un pequeño homenaje a las madres floridanas.

El año pasado, Droz realizó un especial dedicado a todas las “mamasitas y doñijevas” como ella cariñosamente le llama a todas esas féminas que ya han pasado los 40 años. Ahora escogió a 15 madres locales que tuvieron una historia impactante que contar. Estas se reunirán el sábado, 7 de mayo, para un evento privado en el cual compartirán experiencias y se edificarán unas a las otras.

Damas de Hierro, nombre por el cual Droz se dio a conocer durante su etapa como cantante, es una organización de igualdad y apoyo a las mujeres que desea contribuir de forma significativa al empoderamiento personal y capacitación profesional de la mujer. “Nuestra visión es ser puente de conocimiento y apoyo para guiarlas hacia una mejor valoración de sí mismas y sus capacidades”.

“Sé que hay muchas organizaciones en Florida y en el mundo que apoyan a las mujeres, pero hay espacio para todas y sé que hay gente que por una razón u otra me siguen a mí. Por eso decidí usar mis plataformas para resaltar lo positivo, poder usar esto para el bien de todos. Uno se da cuenta de la necesidad que existe. La importancia de las mujeres ayudarnos unas a las otras, edificarnos”, resaltó Droz.

Aunque no han podido realizar un evento presencial, Droz dijo que para el año tienen una agenda que va a proveer espacios para que actives a otro nivel tus dones y talentos. “Todas tenemos una historia que nos ha formado en quien somos hoy, pero depende de nosotras y de nuestro Amor Propio lo que determinará nuestro futuro”, lee un mensaje en la página oficial damasdehierro.com.

Trabajan mente, cuerpo y alma

Para lograr esto, Droz dijo que fue imprescindible contar con el apoyo de Badillo, quien desde su expertise como psicóloga, ayuda a trabajar en la transformación y sanación del individuo de forma holística.

Badillo dijo que mientras se celebra a mamá este año, es importante “reconocer que mamá necesita tiempo para ella, tiempo para atender su salud, sus necesidades”. Esta dijo que en ocasiones, las madres optan por ponerse de últimas por tener que atender todos los quehaceres del hogar y las necesidades de quienes las rodean.

“Dedicarte tiempo a ti, ponerte a ti primero no es egoísta sino todo lo contrario. Si eres feliz contigo misma, si estás en paz con tu yo interior, los demás recibirán todo ese positivismo. Bien lo dicen en los aviones, en situaciones de emergencia ponte el oxígeno tú primero y después ayudas al otro”, sostuvo.

Badillo acepta que a veces muchas de las cosas que se promueven cuando se habla de empoderamiento y ayudar a otros suenan más fácil de lo que es, pero “no es imposible. Mamá, ponte primero y verás como todo tu alrededor cambia”, exhortó la madre de un joven adulto.

Reconociendo que cada situación de vida es distinta, Badillo dijo que bajo las Damas de Hierro buscan poder trabajar con las inquietudes de todos los que participen de sus eventos y que tanto ella como Droz usan sus experiencias de vida para servir de ejemplo a otros.

En su caso, el shock inicial de ver su matrimonio desvanecerse. “Cuando las cosas te toman por sorpresa, y uno no sabe cómo reaccionar y cuestionas el por qué, es difícil. Todos pensaban que la vida de un psicólogo era perfecta porque sabía cómo trabajar la situación, pero no. Después de la etapa de duelo, uno recarga energías y regresas para comerte el mundo. Eso es lo que queremos que aprendan quienes se unan a Damas de Hierro, que pueden lograr todo lo que se propongan”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.